Después de largos intentos de Samsung por recuperar todos los equipos Note 7 vendidos alrededor del mundo, aún queda una gran cantidad de usuarios que siguen sin devolver el dispositivo, ya sea por falta de información, pereza o inconformidad.

Ahora, Samsung ha decidido tomar medidas extremas para evitar más accidentes por la explosión de alguna de las baterías de estos smartphones, por lo que ha decido dejar inutilizable el teléfono para que los usuarios tengan forzosamente que acudir a un centro de atención por el cambio de dispositivo o la devolución de su dinero; de lo contrario su Note 7 solo servirá como un pisapapeles de lujo.  

Esta medida se suma a las ya tomadas por la compañía en otros países como Nueva Zelanda y Australia, donde a partir del 15 de diciembre los Galaxy Note 7 dejarán de funcionar por completo.

Canadá es otro de los mercados donde Samsung inhabilitó las funciones de Bluetooth, conexión WiFi, datos móviles, llamadas, mensajes y el límite de carga a un 60% para forzar a los ciudadanos canadienses a llevar su celular a garantía. Sin embargo, la gente aún se resiste a entregar sus teléfonos a pesar de las limitantes del equipo y el riesgo de explosión en las baterías.

Según cifras oficiales de la compañía coreana, al menos el 75% de los equipos vendidos en los Estados Unidos han sido devueltos, pero aún quedan poco más de  285 mil unidades en paradero desconocido, por lo que a partir de la próxima semana comenzará la desactivación de todas estos teléfonos que fueron adquiridos a través de  las distintas operadoras telefónicas.

De momento solo US Cellular ha notificado a los usuarios del Note 7 con un mensaje en pantalla mencionando que el próximo 15 de diciembre el equipo recibirá una actualización de software que inhabilitará la carga para después dejar inservible el teléfono.

Hasta ahora, Samsung no ha hecho ningún comentario que informe acerca de esta actualización para los Note 7, por lo que de momento se desconoce si solo US Cellular será el único operador en lanzar la actualización, o serán más compañías telefónicas las que dejen inutilizables los equipos Note 7 que los usuarios no han querido o podido devolver.

Referencia: The Verge, GSMArena

Enlaces Patrocinados
Comentarios