Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los smartphones ZTE Blade siempre han tenido la característica de cumplir con la relación costo-beneficio, especialmente para aquellas personas que sólo se preocupan por tener un teléfono inteligente Android, sin importar cuál sea siempre y cuando el precio sea el correcto y cumpla con lo que ofrece.

El ZTE Blade V580 es la más reciente adición a esta familia y se trata de un equipo lo suficientemente potente como para hacer frente a un usuario medio o incluso avanzado. Si no sueles ver vídeos en altísima calidad, ni utilizar aplicaciones especialmente exigentes, puede que encuentres en este dispositivo el teléfono perfecto.

Diseño

Empezando por la estética. Sí, se parece mucho a otros smartphones actuales en el mercado, pero en la industria casi todos los dispositivos están apostando por los mismos estándares: bordes curvos, el botón central y botones laterales.

Cuenta con un aspecto metálico ya que su carcasa es de aluminio 6013. Su estructura, los bordes curvados sobre el cristal de la pantalla y el grosor de esta última ofrece cierta protección ante los golpes o las caídas.

Por el aspecto del equipo, bien podríamos estar hablando de un smartphone de gama alta. La suave curva de los bordes encaja a la perfección con la de la pantalla, de modo que el teléfono parece una única pieza fabricada en distintos materiales.

En la parte frontal encontramos el botón en forma de una pequeña circunferencia azul que sirve de botón Home de Android y como LED de notificaciones. Está ubicado en la parte central inferior, mientras que en el borde superior encontramos la bocina y la cámara frontal.

Pantalla

ZTE eligió una pantalla de 5.5 pulgadas para el Blade V580, la cual alcanza una resolución de 1280×720 pixeles. En general, se trata de un panel de calidad que se ve sin mayores problemas desde cualquier ángulo de visión y donde las pérdidas de luz son muy pequeñas cuando la giramos horizontal o verticalmente.

Pero sí es importante recalcar que el cristal frontal no es especialmente grueso, aunque no produce muchos reflejos cuando estamos en el exterior. En cuanto a los colores, estos se aprecian perfectamente, aunque en ocasiones con los blancos se pueda notar un pequeño tono amarillento.

Pero en realidad no se trata de nada grave y es un detalle que solo nos daremos cuenta cuando estemos fijándonos de forma minuciosa en ese aspecto. Por lo demás, la calibración es bastante correcta: tonos ligeramente saturados pero sin hacer daño ni dar resultados demasiado coloridos y poco realistas.

Procesador y memoria

El ZTE Blade V580 cuenta en su interior con un procesador MediaTek MT6753, el cual es un quad-core que funciona a 1.3 Ghz, mientras que en la parte de RAM, la cantidad integrada es de 2 GB, con la memoria interna siendo de 16 GB y expandible mediante tarjetas microSD. Es decir, una solución correcta que supera a muchos modelos de gama media del mercado y, por lo tanto, lo que se debe esperar de él es una capacidad acorde con ello.

En líneas generales el ZTE Blade V580 convence para la rutina del día a día, sin que se noten grandes problemas de ejecución del sistema operativo y con una aceptable calidad al ejecutar juegos en tres dimensiones. De nuevo, no llega a las posibilidades de la gama alta, pero repetimos que no es su pretensión.

Interfaz y funcionalidad

Todo lo mencionado anteriormente está enmarcado dentro de un sistema operativo que no es otro que Android 5.1 Lollipop, el cual se maneja de forma fluida y sin lags destacables. En el uso general y navegación, responde de manera muy adecuada, aunque en juegos muy pesados lo resiente bastante, algo común en la mayoría de la gama a la que pertenece.

En cuando a las aplicaciones, tenemos unas cuantas añadidas por el fabricante que aportan valor, pero nada nuevo que no hayamos visto en otros equipos. No molestan ni tampoco entorpecen los servicios que ofrece Android por defecto, aunque no se pueden desinstalar eso sí.

En general, es posible navegar por Internet, escuchar música, ver videos o incluso jugar a juegos ligeramente pesados sin ningún problema. Los pequeños momentos de lentitud pueden ser un problema de optimización que se podrían solucionar con actualizaciones del software del sistema.

Cámara

El ZTE Blade V580 cuenta con una cámara trasera de 13 MP, la cual nos permite hacer zoom y recortar sin comprometer en exceso la calidad, algo que siempre viene bien para editar nuestra imagen, pero la calidad final de las imágenes (sobre todo el detalle) peca de dar colores demasiado pastel a las fotografías.

La gestión de la luz es bastante buena en líneas generales, pero cuando ésta no es la adecuada hay que decir que las imágenes que se obtienen bajan de calidad. El caso es que hay un claro avance con este modelo, pero la verdad es que los resultados son menos interesantes a los obtenidos con dispositivos con el mismo tipo de cámara.

La cámara frontal, de 5 MP, funciona sin muchos problemas, aunque algo que nos gustaría destacar es la aplicación de cámara que ZTE ha instalado en este dispositivo, la cual cuenta con un modo experto que nos permite editar ajustes, como el ISO y el método de exposición, además de contar con una cuadrícula y con un nivel para nivelar las imágenes.

Batería

La batería del Blade V580 es de 3,000 mAh, un incremento en comparación de sus predecesores y que no está para nada mal para un smartphone de esta categoría. Por ejemplo, el Samsung Galaxy S6 trae 2,550 mAh. El caso es que la batería de este equipo nos ha sorprendido, ya que parece que el equipo consume muy poco gracias a su software y hardware. Lo hemos usado durante dos días enteros sin problemas, con un uso normal.

Por supuesto, este aspecto depende mucho del uso que le dé cada persona, pero algo que sí es necesario recalcar es que la batería no es removible, aunque afortunadamente, esto se ve compensado con que es compatible con la característica de Quick Charge, por lo que en menos de dos horas ya dispondrás de una carga completa en caso de que te hayas quedado sin energía en el teléfono.

Conclusión

El ZTE Blade V580 es un smartphone atractivo y con buen precio de 3,399 pesos mexicanos. Su rendimiento es bueno y hay que decir que se comporta con bastante solvencia con todo tipo de software.

¿A quiénes recomendamos entonces el ZTE Blade V580? Desde luego no a los amantes del diseño premium o del metal, ya que quedarán defraudados. Sin embargo sí puede ser usado por personas que usan su celular para actividades cotidianas sin exigirle mucho, ya que además no cuenta con características destacables que lo destaquen de otros en el mercado.

Al final, se trata de un equipo que cumple con lo que ofrece. Parte de una buena base y podría mejorar aspectos como la cámara, la personalización y la optimización. Sin duda, la relación costo-beneficio aplica de forma positiva.

ZTE Blade V580 
Pantalla5.5 pulgadas a 1280x720 pixeles
ProcesadorMediaTek MT6753
Capacidad16 GB
RAM2 GB
CámaraTrasera: 13 MP
Frontal: 5 MP
Sistema operativoAndroid 5.1
Dimensiones155.30 x 77.20 x 8.60 mm
Batería 3,000 mAh
Peso165 gramos
Desde la Red…
Comentarios