Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los últimos meses trajeron dos noticias que han cautivado a la comunidad Android. En primer lugar está la desaparición del proyecto Nexus para darle entrada a los Pixel, y en segundo lugar se encuentra el regreso de Nokia como fabricante independiente de la mano de Android, ¿pero qué relación tienen estas dos noticias para el panorama de los teléfonos móviles?

En realidad ninguna, al menos no de forma directa. Esto no quiere decir que Google vaya a revivir a los Nexus, menos cuando tiene sus Píxel, y tampoco que Nokia hará teléfonos para Google. Pero la firma finlandesa aprendió algo muy importante gracias a los años que los Nexus estuvieron en el mercado.

Todo nació de la alta aceptación que tenían los equipos de Google con sus fieles seguidores, que a pesar de que muchas veces no venían con lo más top del mercado, tenían un añadido que prácticamente ningún otro fabricante Android podía presumir, actualizaciones continuas. Porque una de las grandes virtudes de Android es también el talón de aquiles del sistema operativo más popular del mundo, el alto nivel de modificación y personalización.

El Nexus 6 y la Nexus 9 se quedan sin Android 7.1.2

Normalmente cuando compramos un teléfono podemos escoger entre una infinidad de fabricantes que tienen su propia capa de personalización y añadidos para diferenciarse de los demás, pero a su vez esto impide que las actualizaciones de sistema operativo lleguen pronto, y sobre todo estén disponibles para todos sus teléfonos, de ahí que exista la famosa fragmentación en Android.

En fin, los Nexus al ser teléfonos bautizados por Google venían con Android Stock o también llamada Android Puro, lo que prácticamente los hacía recibir cada nueva versión del sistema operativo tan pronto como Google la liberaba. Con los fabricantes sucede que Google les da la versión de Android más nueva y ellos tienen que adecuarla a sus capas de personalización, por lo que tardan meses en integrarla a sus capas de software y les es muy complicado hacer pruebas en todos sus dispositivos. De ahí que Motorola sea uno de los fabricantes no Nexus o Pixel  que más rápido actualiza, porque usa Android “casi” puro, ya que solo añade ciertos ajustes que no afectan el sistema operativo tal cual y como lo libera Google.

Esa es la razón más importante por la que los usuarios de un Nexus, escogíamos un teléfono de esta familia, para tener siempre la última versión de Android en nuestro dispositivo. Pues bien, Nokia quiere hacer exactamente lo mismo con sus nuevos teléfonos.

En vista de competir contra fuertes oponentes como Samsung, Huawei, One Plus, Google y muchos más. Nokia sabe que puede diferenciarse del resto (excepto de Google) si actualiza rápidamente sus terminales a la última versión de Android, de esta forma más gente podrá tener un terminal Nokia actualizado y no tener forzosamente que gastar cada año en un equipo de gama alta para obtener lo último en software.

Google lanzará dos nuevos…¿Nexus Watch?

Según el director general de HMD Global (empresa que fabricará los dispositivos de Nokia) todos los teléfonos de la firma tendrán la última versión de Android de forma oportuna, pero concluyó en que no dará más detalles hasta la primera mitad del 2017.

Claro que este compromiso emociona a más de uno que se siente entusiasmado por probar los teléfonos de la marca, por lo que esperamos que Nokia apueste por una capa de personalización ligera, o bien utilice Android Stock para toda la colección de teléfonos que traerá en los próximos meses, de esta forma habrá una gran cantidad de usuarios que sin duda apostaran por un buen soporte de software, que por un hardware sobrado.

Aún falta afinar detalles sobre el tiempo oficial de actualizaciones, que en el caso de Google es de 2 años para versiones nuevas de software y 3 años para parches de seguridad. ¿Será que Nokia apostará por una política similar a la del buscador para así ganar más usuarios a sus competidores? Pronto lo averiguaremos.

Referencias: Nokia Power User, Softpedia  

Desde la Red…
Comentarios