Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Con el surgimiento de los smartphones, las cámaras se convirtieron en importantes diferenciadores y fue así como los fabricantes comenzaron apostar por desarrollar la cámara más poderosa para sus teléfonos. Hemos visto de todo, desde la adopción generalizada de estabilizadores ópticos de imagen hasta autoenfoque láser y Ultrapixeles.

Integrar la óptica de un fabricante reconocido como Leica, es la más reciente apuesta de Huawei para ofrecer una cámara competitiva en su nuevo P9. El nuevo equipo insignia cuenta con un doble lente que promete fotografías con más luz y nitidez.

Probamos el nuevo Huawei P9, el cual vimos hace tiempo durante su evento de presentación en Londres, durante algunos días y éstos son los principales puntos a destacar.

Diseño

El 2016 ha sido un gran año para los fans de Android porque han visto los lanzamientos de todo tipo de teléfonos muy bonitos. El P9 es precisamente un ejemplo de esto, se trata de un dispositivo muy atractivo, quizá el mejor que Huawei haya creado, con un chasis de una sola pieza metálica con lados planos.

El metal, combinado con el bisel de la pantalla, le da al teléfono un acabado premium, a la altura de cualquier otro dispositivo insignia de 2016.

Huawei equipó al P9 con un buen portafolio de conectividad: en la parte inferior, podemos encontrar su puerto USB Tipo-C, mientras que en un costado está la ranura para la tarjeta microSIM y microSD.

Gracias a este último tipo de tarjetas, es posible extender la memoria del smartphone con 128 GB adicionales, ya que de inicio éste ofrece 32 GB o 64 GB. Sin embargo, en cuanto almacenamiento, es importante mencionar que el P9 no soporta la función Adoptable Storage de Android Marshmallow, que convierte la tarjeta microSD en una especie de memoria interna nativa del equipo, algo ideal para poder instalar aplicaciones directamente en ella.

Dejando ese aspecto de lado, el P9 también está equipado con un sensor de huellas dactilares Level 4 en su parte trasera, lo que significa que es más rápido y preciso que versiones anteriores del mismo, algo que pude corroborar. De hecho, la única ocasión en que éste falló fue porque tenía los dedos sucios, y también es configurable para que puedas realizar diferentes acciones con él, como explorar en un mar de fotos más fácilmente; esto se puede personalizar desde el menú de configuración del teléfono.

En cuanto a la calidad de la construcción, es bastante sólida, aunque el cuerpo metálico se siente un poco más frágil que la aleación usada en, por ejemplo, el HTC 10, y puede ser propenso a recoger marcas de suciedad.

Pantalla

El P9 tiene muchas ventajas y funciones destacadas, pero la pantalla de 5.2 pulgadas del P9 no es el caso. Francamente no es nada del otro mundo. Cuenta con una resolución FullHD de 1920 por 1080 pixeles, que lo coloca por detrás de otros competidores como el Galaxy S7, que incluyen pantallas de resoluciones QHD de 2560 por 1440 pixeles, aunque para el uso normal diario, el panel del smartphone es más que suficiente.

Hay toda clase de debates en torno a la resolución de pantallas. Algunos dicen que cuando rompemos la densidad de 300 píxeles por pulgada, el ojo humano es incapaz de distinguir alguna diferencia, mientras que otros piensan que podemos detectar detllaes más allá de 500 pixeles por pulgada. Cualquiera que sea la verdad, encontré la pantalla del P9 con 423 pixeles por pulgada lo suficientemente nítida.

El uso de la tecnología LCD garantiza que los negros sean bastante profundos y los colores tienen un buen despliegue, sin lucir sobresaturados. La temperatura de color del teléfono también hace que sea rápido y fácil de ajustarse para satisfacer tus preferencias personales.

Los niveles de blanco son ligeramente sucios en comparación con los teléfonos de la competencia, pero están lejos de ser terribles, y los ángulos de visión, aunque no son los mejores que haya visto, son lo suficientemente amplios. En general, la pantalla del P9 no es la mejor del mercado actual, pero será adecuada para el 99% de las personas, que en general no les importa tanto este detalle sino otros aspectos de los equipos que compran.

Software y desempeño

La insistencia de Huawei de precargar su capa de Android, EMUI, en sus smartphones es un problema para muchos usuarios. Nunca he sido fan de este tipo de implementaciones, ya que generalmente añaden bloatware y hacen cambios innecesarios a la ya excelente interfaz nativa de Android, además de que retrasan la rapidez con la que los dispositivos pueden actualizarse a nuevas versiones del sistema operativo.

EMUI retrabaja la interfaz con el usuario de Android a tal punto de que ésta es irreconocible. La bandeja de aplicaciones de Android ha desaparecido, por lo que todas las que tienes instaladas se muestran ahora en las pantallas de inicio del teléfono, de la misma forma en que están en iOS. Esto hace que la interfaz se sienta ajena incluso con los usuarios más experimentados de Android.

Aplaudo a Huawei por intentar reducir la cantidad de bloatware incluido en sus equipos de años recientes, pero sigue habiendo más del que me gustaría. El P9 viene con aplicaciones que hacen básicamente lo mismo que aquellas nativas de Android, como la de mensajería, calendario, correo electrónico y galería. Afortunadamente, esto se puede solucionar instalando un Launcher nuevo, pero involucra trabajo extra que no tendría por qué existir.

A pesar de que quizás no sea fan del software de Huawei, en el aspecto del hardware la compañía tiene mi total respeto, ya que los procesadores Kirin de la propia empresa siempre han demostrado ofrecer un buen desempeño, algo que vuelve a reafirmar el P9.

El smartphone demostró correr todo de forma extremadamente suave el 99% de las veces. Nunca tuve ralentizaciones al momento de desplazarme por el menú y abrir aplicaciones. Pude correr juegos en 3D sin mayor problema, aunque sesiones prolongadas hicieron que ocasionalmente el dispositivo se sobrecalentara un poco, algo que afectaba el desempeño del procesador.

Todo lo anterior lo confirmé cuando puse a correr el benchmark de AnTuTu, en el cual obtuve una calificación de 95,492, una bastante respetable para un smartphone de 2016, pero que aún así no alcanza los tan altos puntajes obtenidos con otros equipos de este año, como el Samsung Galaxy S7 o el propio iPhone 6s, los cuales usan procesadores Snapdragon 820 y A9, respectivamente.

Cámara

La configuración de lentes dobles de Leica del P9 es una de las características más interesantes del equipo. Esta compañía, que tiene un sólido historial de producción de primera calidad y que además popularizó la película de 35 mm, ayudó a crear el hardware y el software de la cámara de este dispositivo.

Sus especificaciones son bastante impresionantes. Cada uno de los lentes tiene un sensor Sony IMX286 de 12 MP, un flash LED y autoenfoque híbrido. La única diferencia entre ambos, es que uno está configurado para capturar imágenes monocromáticas, mientras que el otro captura el espectro de color RGB.

Después de varios días con el dispositivo, puedo confirmar que el P9 es capaz de tomar grandes fotos, comparables en calidad a las de un Samsung Galaxy S7 o iPhone 6s. Sin embargo, conseguir el máximo rendimiento del teléfono en este aspecto puede ser complicado.

La configuración automática funciona bien en iluminación el 90% del tiempo, pero a veces sufre de algunas peculiaridades extrañas. Por ejemplo, me di cuenta que la cámara tiene una tendencia a añadir un efecto de viñeta sutil, además de que a veces sufre con exposiciones en condiciones de mucha luz, lo que resulta en imágenes desequilibradas con niveles de contraste ligeramente inexactos y exagerados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También tuve pequeños problemas con los colores. Los rojos en particular en ocasiones salieron demasiado fuertes y era algo notorio al compararlos con otras fotografías bien balanceadas. El desempeño con baja iluminación también fue sólido aunque no el mejor que haya visto en un smartphone, ya que al momento de verlas en un monitor o pantalla se nota la pixelación; eso sí, fue lo suficientemente decente para compartir dichas imágenes en redes sociales.

Afortunadamente, la mayoría de estos problemas pueden solucionarse tomando ventaja de los modos de fotografía y los controles manuales de la cámara. En total existen 14 diferentes modalidades predeterminadas que van desde High Dynamic Range y Panorama, hasta Light Painting, Beauty, Video, Bokeh y Monochrome. La mayoría de ellas funcionan bien si es que sabes en qué momento usarlas, mientras que el resto simplemente no noté ninguna mejoría en las imágenes finales.

Batería

La vida de la batería de los smartphones no ha evolucionado al mismo ritmo que sus otras cualidades. Hasta la fecha, la mayoría de teléfonos luchan constantemente para durar más de uno a dos días con una sola carga. El Huawei P9 no cambia esta tendencia, pero no es peor que la mayoría de los equipos de la competencia.

Con un uso regular, conseguí que la batería de 3,000 mAh del P9 durara entre un día y un día y medio. Éste implicaba recibir algunas llamadas, chatear por medio de diferentes mensajeros como WhatsApp y Hangouts a lo largo de todo día, checar correo electrónico y redes sociales, tomar un par de fotografías diarias y ver videos de YouTube o streams de Twitch por la noche.

Afortunadamente, la inclusión del soporte de carga rápida hace sencillo que el teléfono vuelva a la vida. Durante todo el tiempo que usé el P9, no me tomaba más de una hora volverlo a cargar por completo siempre y cuando lo conectara a un tomacorriente y no directamente a la computadora.

Conclusión

No cabe duda que el P9 es el mejor smartphone de Huawei hasta la fecha. La cámara Leica probablemente no sea tan maravillosa como nos la vendió la compañía en un inicio, pero sin duda es una de las más competidoras que existen en el mercado.

Por supuesto, aún falta para que Huawei pueda llegar al nivel de un Galaxy S7, por ejemplo, cuando se trata de hardware, pero su precio inicial de 12,000 pesos compensa esa diferencia, además de que el excelente rendimiento, la calidad de construcción y la sólida vida de la batería hará que satisfaga las necesidades de la mayoría de los usuarios.

Huawei P9 
Dimensiones145 x 70.9 x 7 mm
Peso144 gramos
PantallaIPS-NEO LCD de 5.2 pulgadas
Sistema operativo
Android 6.0 Marshmallow
Procesador HiSilicon Kirin 955 Quad-core 2.5 GHz Cortex-A72 & quad-core 1.8 GHz Cortex-A53
GPUMali-T880 MP4
RAMElegible entre 3 GB y 4 GB
AlmacenamientoElegible entre 32 GB y 64 GB
Batería3,000 mAh
Cámara traseraDual 12 MP, f/2.2, 27 mm
Cámara frontal8 MP, f/2.4
Desde la Red…
Comentarios