Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Mientras que los líderes de la industria móvil continuamente buscan innovar, se está volviendo cada vez más difícil para las empresas mantener el entusiasmo con actualizaciones anuales. Incluso el Galaxy S7 de Samsung , que se considera uno de los competidores más fuertes disponibles en la actualidad, es más un trabajo de perfeccionamiento de su predecesor que un conjunto radical de nuevas características.

Sin embargo, aparentemente el próximo smartphone insignia de la compañía, el Galaxy S8, el cual llegaría a inicios de 2017, empujará la resolución de su pantalla hasta los 4K, mientras que el tamaño de la misma vendría a ser de 5.5 pulgadas. Cabe recordar que el Galaxy S7 optó por una resolución QHD de 1440 x 2560 pixeles.

A pesar de que el ojo humano en realidad no es capaz de detectar este salto de resolución, sí podría justificarse ya que es posible que Samsung esté preparando su teléfono para tener una mejor experiencia de realidad virtual, una tecnología que necesita de equipos poderosos y resoluciones elevadas para que la imagen se distorsione lo menos posible.

De acuerdo con varios analistas, la densidad de la nueva pantalla 4K del Galaxy S8 sería de 806 pixeles por pulgada y lo más probable es que el smartphone se presente durante el Mobile World Congress del próximo año, en un evento propio de Samsung, como el Unpacked que sucedió este 2016.

Siempre es interesante ver los tipos de rumores que surgen tantos meses antes de que los equipos lleguen al mercado. Actualmente, también existen indicios de que Samsung está planeando lanzar un dispositivo en 2017 de pantalla AMOLED plegable y que podría funcionar como un smartphone de 5 pulgadas o como una tablet de 7 pulgadas.

Además de equipar este tipo de pantalla, el nuevo equipo de la compañía asiática también se dice que llegaría en dos versiones diferentes según el tipo de procesador. Así, las fuentes aseguran que habría una con chip Snapdragon 620 y otra con un Snapdragon 820. En ambos casos encontraríamos también una memoria RAM de 3 GB, ranura para tarjetas microSD y una batería no removible.

Los rumores de un dispositivo con esta tecnología llevan ya un par de años y parecía que Samsung podía lanzarlo en cualquier momento, aunque hasta ahora nunca se materializó, esto en gran parte debido a que la tecnología OLED presenta dificultades tecnológicas inherentes a nivel de producción.

Referencias: Korea Herald, Android Authority, Sammobile

Desde la Red…
Comentarios