Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

Un incentivo importante para cambiar de automóvil es la tecnología. Sin embargo, hay fabricantes que buscan generar soluciones alternativas para alargar el tiempo útil de un vehículo dotándolo de innovación a través de accesorios.

Es el caso de Pearl, compañía que lanzó un interesante accesorio, llamado Pearl RearVision, que consiste en un portaplaca inteligente que se coloca en la parte trasera de nuestro automóvil y está equipado con un par de cámaras HD de gran angular y sensores infrarrojos para detectar obstáculos ya sea de día o noche.

Lo interesante es que la conexión no es como muchos pensarían: del portaplaca al smartphone, sino que incluye un aditamento más, un conector especial que aprovecha la entrada ODB del auto y sirve de intermediario para comunicar portaplaca y smartphone de una forma más fluida y eficiente.

Cuando el carro opera en reversa el sensor se comunica automáticamente, vía WiFi, con la placa para activar las cámaras y sensores y a su vez recibir la información de regreso para transmitir un video por Bluetooth al smartphone.

Sobre la autonomía, la RearVision cuenta con una batería de 2,500mAh recargable mediante un panel solar, ubicado en la parte inferior del portaplaca. Según sus creadores, una carga completa dura al menos una semana completa.

Pearl explica que este gadget es una opción para los automovilistas que no cuentan con un sistema tecnológico así en sus vehículos. El Pear RearVision busca darle unos años más de vida a autos que carecen de funcionalidades así, ciertamente útiles a la hora de estacionarse.

El portaplacas ya está disponible en preventa en su página oficial, a un precio de 500 dólares. Quizá el monto sea algo elevado, si consideramos que sistemas similares pero alámbricos cuestan la mitad.

Fuente: Pearl

Desde la Red…
Comentarios