Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Para los que aún no están familiarizados con el programa Android One, se trata de un proyecto que Google llevó a cabo con varios fabricantes hace un par de años para llevar al mercado equipos celulares baratos pero de gran calidad de software, ya que sería la propia compañía la encargada de actualizarlos casi al mismo tiempo que lo hacían los Nexus, por lo que tendrías un teléfono que a pesar de ser de bajo precio se comportaba a la altura de otros teléfonos más caros gracias a la fluidez de Android Stock.

Sin embargo, este proyecto solo fue planeado para algunos países asiáticos como la India, africanos como Egipto, o europeos como España. En un principio el programa fue lanzado en países en vías de desarrollo, aunque en España se lanzó debido a la popularidad que hay en el país por los teléfonos de entrada o gama baja, además de que ahí, 8 de cada 10 teléfonos son Android.

Sin embargo, Google también ha querido llevar su programa a su tierra natal, aunque la popularidad en los Estados Unidos no sería tan grande debido a dos factores: el primero es que es mucho más accesible comprar un muy buen equipo en un precio relativamente accesible para los ciudadanos estadounidenses. Y el segundo es que la mayoría de los fabricantes de Android One no son populares en suelo norteamericano.

Aun así, la compañía del buscador busca lanzar nuevos equipos con Android One a precios bajos en los Estados Unidos, pero agregando a la fórmula un fabricante mundialmente conocido para poder dar más confianza a los consumidores.

Hasta ahora los fabricantes más populares de Android One son: Sharp que vende teléfonos de este programa en Japón y BQ que hace lo propio en España. De ahí en fuera los demás fabricantes no gozan con la popularidad mundial como para poder llevarlos a otros países, por lo que según rumores, Google está en pláticas con LG para que sean ellos los nuevos fabricantes de equipos para Android One en los Estados Unidos.

Según diversos reportes, los nuevos teléfonos fabricados por LG costarán entre 200 y 300 dólares, y estarán enfocados en la gama media, por lo que Google ahora intentará competir en un terreno donde los fabricantes chinos como Huawei o Xiaomi tienen una amplia ventaja sobre sus competidores. Claro que el argumento más sólido del buscador y LG será la la buena política de actualizaciones de la que disfrutan los Nexus y los Pixel que otorga 2 años de actualización de software y 3 años de parches de seguridad.

La ventaja de esta nueva relación entre Google y LG será que Android One podría llegar a México de forma oficial. Y aunque me sorprende que antes no lo hiciera, esto se debía a que ninguna de las compañías del programa tenían presencia en el país.

Una ventaja será que ahora podremos comprar un equipo con Android Stock y asegurar su rápida actualización de la mano de Google a un precio que será entre los 4 mil y 6 mil pesos, ya que optar por un gama alta hoy en día se está volviendo una práctica muy cara, considerando que el precio del dólar parece que solo irá en aumento a lo largo de todo este año.

Referencia: 9to5Google, GSMArena

Desde la Red…
Comentarios