Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Samsung

De acuerdo con un análisis hecho por la firma de investigación IHS, los componentes usados en el más reciente smartphone de Samsung, el Galaxy S7, cuestan, de forma combinada, 255 dólares. Esto es lo mismo que costaba construir el Galaxy S5 hace un par de años.

El reporte de IHS muestra que la compañía surcoreana está siguiendo más o menos el mismo enfoque con los componentes internos del Galaxy S7, con la única diferencia de una mejora en varias de sus partes, si es que se comparan con las de las generaciones pasadas. En los Estados Unidos, el smartphone se vende a un precio, sin contrato, de 670 dólares.

El componente más caro dentro del celular es el procesador Snapdragon 820 de Qualcomm, cuyo costo es de alrededor de 62 dólares, es decir, casi una cuarta parte del precio total de todos los componentes. Cabe recordar que Samsung está fabricando este chip para Qualcomm gracias a un acuerdo que se anunció a inicios de este año.

Por otra parte, IHS no ha conseguido identificar a la compañía fabricante del módulo de la cámara, el cual cuesta 13.80 dólares, aunque es bien sabido que este año Samsung ha optado por centrarse en perfeccionar la misma antes que inflarla a megapíxeles. En cuanto al precio de ensamblado, éste es de 5 dólares por cada equipo.

También es importante resaltar que el costo de 255 dólares no incluye los gastos del desarrollo de software para el dispositivo, ni los millones de dólares que la compañía emplea en sus campañas de marketing, aunque los analistas calculan que la ganancia que obtiene la empresa por cada Galaxy S7 es de alrededor de 100 dólares.

Referencia: Re/Code, Android Authority

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios