Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El mercado de los videojuegos se encuentra en constante cambio y, aunque muchas empresas dejaron de apostarle a las consolas portátiles por la llegada de smartphones, un grupo de desarrolladores busca renovar el interés en este mercado de una manera muy interesante con una nueva alternativa.

Portable Gaming System o PSG fue creada por un grupo de desarrolladores que se dio a la tarea de idear un dispositivo portátil, capaz de correr nada menos que juegos de PC y —por qué no— también Android.

Como resultado llega una interesante consola que bien parece la mezcla entre un smartphone y un Nintendo 3DS. Incorpora una pantalla principal QHD de 5.7 pulgadas, controles a los costados, y pequeña pantalla secundaria HD de 4.5 pulgadas que servirá de complemento ya sea para los juegos o para desplegar un teclado digital.

Según sus creadores, esta consola tendrá la capacidad de correr dos sistemas operativos: Windows 10 y Android 6 Marshmallow, con un procesador cuatro núcleos Intel Atom Z8750-X7, una tarjeta gráfica de 16 núcleos Intel HD y hasta 8 GB de RAM

Sus dimensiones apenas rebasan a un iPhone 6S Plus con 16.4 por 8.4 por 1.8 centrímetros con conectividad Bluetooth y WiFi, así como cámaras frontal y principal. Cuenta con una batería de hasta 6 mil 120 mAh, que le dará vida al dispositivo entre 5 y 10 horas aproximadamente.

El punto más destacable de este curioso invento, es la capacidad de tener un smartphone Android LTE a la par en una PC portátil con Windows 10 en perfecta normalidad e, incluso, capacidad para streaming de juegos ya sean de Xbox, PS4 y Steam, algo muy conveniente para explotar la biblioteca de juegos.

Esta consola inició su campaña el pasado 30 de junio  y en tan sólo 24 horas superó su meta inicial de 100 mil dólares para arrancar el proyecto. Ahora, con 25 días restantes, la PSG ya reúne cerca de 270 mil dólares.

Para todos los interesados, esta consola la pueden preordenar en Kickstarter en dos versiones diferentes: Lite de 230 dólares y Hardcore con un costo de 280 dólares. Sus principales diferencias radican en la resolución de la pantalla, la memoria RAM, resolucion de las cámaras y el almacenamiento interno. Sin duda, una interesante propuesta para cambiar la manera de jugar videojuegos de PC.

Fuente: PGSlab

Desde la Red…
Comentarios