El mercado de los teléfonos celulares es uno de los más grandes del mundo. Prácticamente hay telefonía móvil al alcance de todos los bolsillos pero claramente las empresas fabricantes de teléfonos celulares buscan tener la mayor aceptación posible.

En alguna medida, después de unos años de batallas por quedar en la aceptación del público parece ser que quedan solamente dos competidores: iOS, de Apple, y Android, de Google. Windows Phone parece estar condenado a desaparecer a pesar de los esfuerzos que ha hecho Microsoft por mantenerlo vivo.

Los porcentajes de ventas a nivel mundial no sobrepasan el 3% del total de teléfonos vendidos. Y si, 3% en este mercado suelen ser muchos millones, pero aún así no basta esto para justificar y mantener un sistema operativo móvil.

Hoy sabemos que Android está en prácticamente 9 de 10 teléfonos inteligentes. De acuerdo a Strategy Analytics, Android tiene el 88% de todos los teléfonos vendidos en el tercer cuarto de 2016.

Este crecimiento evidentemente es a costa de las plataformas rivales, indica Linda Sui de la empresa mencionada en un comunicado de prensa: “iOS ha perdido puntos frente a la aceptación de Android y ahora está en un 12%”. Las razones, indica Sui, son las pocas ventas alcanzadas en África y China. Por lo que respecta a BlackBerry y Windows Phone, han desaparecido durante el 1 de julio y el 30 de septiembre.

Es curioso que el iPhone siga siendo el teléfono inteligente arquetípico cuando realmente ya no lo es. Quizá es que el dispositivo de Apple tiene un 80% de historias que se cuentan en los medios. ¿Por qué se escribe sobre un teléfono que se va acercando a tener solamente el 10% de penetración en el mercado? ¿Publicidad acaso? Misterio.

Android tiene la posición preponderante, pero esto es en gran parte a que muchos teléfonos de diversas marcas usan este sistema operativo. Sin embargo, a pesar de ello, Google ha sacado su propio teléfono que compite contra un número interesante de otros fabricantes que hacen teléfonos para Android. Probablemente la compañía sabe eso pero también que ellos son los dueños del sistema operativo y por ende, pueden tener una ventaja en ese sentido.

En el tercer trimestre de 2016, se vendieron unos 375 millones de teléfonos inteligentes, un 6% más con respecto a los 354.23 millones que se vendieron en el mismo período el año anterior. Android aumentó su dominio en un 10.3% mientras que Apple cayó 5.2%. Con estos números a la mano, ¿qué hará Apple para no seguir cayendo? ¿Qué debe hacer para incrementar sus porcentajes en este mercado millonario?

Referencias: Strategy Analytics 

Enlaces Patrocinados
Comentarios