amenaza-tuit00Los pasajeros de dos compañías de aviación de Atlanta fueron sacudidos por el temor de una amenaza de bomba “creíble” a través de tuits. Esto obligó a las autoridades a que aviones militares caza acompañaran a los aviones al Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson en donde fueron revisados sin hallar ningún artefacto explosivo. Los aviones afectados fueron el Delta 1156 que salió de Portland Oregon y el Southwest 2492, que levantó vuelo en Milwaukee, Wisconsin.

“Creemos que las amenazas son creíbles”, dijo la vocero Rossie McCranie. Sin embargo, ambos aviones fueron registrados en el aeropuerto central de Atlanta sin hallar nada considerado peligroso. El vocero del FBI, Stephen Emmett dijo que se envió a los aviones caza como escoltas de los aviones después de que las amenazas fueron hechas. Se confirmó así que fueron hechas a través de Twitter, pero no indicaron de qué cuenta fueron realizadas. No obstante esto indicaron que alguien denominado “King Zortic” puso mensajes en el tuit de Delta primero diciendo: “Tengo una bomba en uno de sus aviones, pero he olvidado cuál cuando dejé el aeropuerto. ¿Me pueden ayudar a encontrarlo?”, así como éste: “Era de Portland a Atlanta. He olvidado el número de vuelo. Es algo como DL156 o DL1556. He olvidado el orden”. Otro tuit se leía: “Pude pasar por una de las entradas traseras porque el aeropuerto no tiene mucha seguridad por lo que4 la bomba está en la parte trasera del avión. Todos se enterarán cuando denote ésta”.

Mensajes más adelante, enviados a Southwest Airlines, de la misma cuenta de Twitter decían: “Una bomba fue colocada en el SWA2492. Detonará en cualquier momento de mi elección” y “Si algo me pasa a mí, me aseguraré que más vuelos sean los objetivos. Sugiero fuertemente no tratar nada estúpido”. Cuando los aviones aterrizaron, los pasajeros fueron bajados de los aviones y perros entrenados para detectar explosivos checaron a los pasajeros y a las bolsas y maletas que llevaban. Elementos del FBI interrogaron a los pasajeros también. No se encontraron artefactos explosivos finalmente.

Algunos pasajeros se enteraron de la situación a través de sus teléfonos y tablets pero aparentemente no hubo pánico y la policía también manejó la cuestión con profesionalismo, evitando cualquier problema. Finalmente todos estaban aliviados de que nada hubiese pasado. Las compañía Southwest dio comida, hotel y 100 dólares para su siguiente vuelo a los pasajeros afectados. De hecho, se informó que en días pasados ya se habían mandado amenazas de bomba a los vuelos de Delta.

¿Podrá el bromista ser atrapado? Twitter ha dicho que la compañía puede dar información sobre cuentas particulares pero analizando caso por caso. De hecho han informado que “si hay una emergencia que involucra el peligro de muerte o daños físicos serios a una persona, podemos dar la información necesaria para prevenir ese daño, si es que está en nuestras manos”. Así pues, probablemente en unos días el bromista sea identificado y capturado. Quien crea que Internet puede ser anónimo totalmente, se equivoca. Y los gobiernos tienen en este sentido la sartén por el mango para encontrar información no accesible a las mayorías.

Referencias:

AJC

Enlaces Patrocinados
Comentarios