Una compañía fundada con el apoyo del Massachusetts Institute of Technology (MIT) desarrolló un nuevo tipo de batería que durarían hasta dos veces más que las baterías normales de teléfonos inteligentes o laptops.

Este nuevo tipo de batería utiliza una delgada lámina de aluminio-litio en lugar de grafito para ampliar la capacidad de la misma. Esto significa que puede almacenar el doble de la cantidad de la carga.

SolidEnergy Systems, la compañía que desarrolló la batería, recaudó anteriormente más de 12 millones de dólares gracias a inversionistas. Se dice que tiene la intención de liberar las primeras versiones de su batería a principios de 2017 para teléfonos inteligentes y laptops, para después lanzar una versión de mayor capacidad en 2018 para automóviles eléctricos.

Esta imagen muestra las diferentes generaciones de batería por las que SolidEnergy Systems ha pasado, desde un prototipo inicial peligroso hasta la versión actual con su lámina metálica delgada.

“Es como el santo grial de las baterías. Podemos fabricar modelos a la mitad de su tamaño actual de una versión de iones de litio, pero con su misma capacidad. O podemos hacer una del mismo tamaño, pero que duplique su capacidad de uso”, dijo Qichao Hu, director ejecutivo de SolidEnergy.

De momento esta tecnología está siendo evaluada en drones y, aunque no ha dado nombres, Hu explicó que algunos de sus primeros clientes ya aprovechan estas baterías para sus programas para llevar Internet a zonas sin conexión.

Por ahora, sólo nos resta esperar para poder ver el logotipo de SolidEnergy en nuestro próximo smartphone y que los fabricantes no apuesten tanto por hacerlos más delgados, ya que actualmente la vida de su batería ha comenzado a ser un problema, especialmente con aquellos equipos de gama alta que consumen más recursos.

Referencias: MIT News, Mirror

Enlaces Patrocinados
Comentarios