smartphone basura

Los fabricantes lanzan modelos nuevos con demasiada frecuencia. De hecho, la mayoría de los usuarios realmente quieren que sus teléfonos sean diseñados para durar más y para repararlos y reciclarlos más fácilmente.

Así lo reveló una encuesta realizada por la organización ambiental Greenpeace, en seis países alrededor del mundo, incluido México, para conocer más sobre el consumo de teléfonos celulares y el impacto ecológico.

De acuerdo con datos de la firma de análisis The CIU, en la actualidad hay 80 millones de smartphones en México y, según los resultados de la encuesta, 74% de las personas encuestadas en nuestro país tiene entre dos y siete de estos dispositivos móviles en su hogar.

Greenpeace descubrió que en todos los países estudiados, los consumidores aseguran que los fabricantes de teléfonos móviles deben ser responsables de proporcionar a las personas los medios para reciclar sus teléfonos; cuatro de cada cinco encuestados dijeron que era importante que un nuevo teléfono inteligente esté diseñado para que se pueda reparar fácilmente.

Un informe de la Universidad de las Naciones Unidas en 2014 mostró que hasta tres millones de toneladas métricas de desechos electrónicos se generan a partir de productos pequeños de tecnología, tales como teléfonos móviles y computadoras personales. Esto representa un enorme desperdicio de recursos y una fuente de contaminación por los productos químicos peligrosos con que son fabricados.

La encuesta reveló que en México, 71% de la muestra reconoció que adquirió un teléfono nuevo teléfono aun a pesar de que el dispositivo que anteriormente tenía todavía funciona, y un 61% está de acuerdo en que podría cambiar su teléfono celular con menos frecuencia de lo que actualmente lo hace.

Además, sólo un 28% de los encuestados cambió su celular por necesidad porque su anterior teléfono se descompuso o se perdió.

De acuerdo con Greenpeace, existe formas de reducir el impacto que los teléfonos inteligentes tienen en el medio ambiente, por ejemplo, extendiendo la vida útil del producto para reducir el consumo de recursos mediante la producción y rediseño para permitir la reparación, además de la restauración, reutilización de componentes, materiales y reciclado.

La organización también propone cambiar a un modelo de producción circular garantice que los productos desechados puedan ser recogidos y reciclados en materiales limpios secundarios.

¿Qué otras maneras crees que serían benéficas para que el impacto al medio ambiento por medio de desechos electrónicos fuera menor?

Referencia: Greenpeace

Enlaces Patrocinados
Comentarios