Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los teléfonos Dual-SIM son aquellos en los que los usuarios tienen la posibilidad de instalar dos tarjetas SIM en los compartimientos encontrados dentro de ellos. Pero ¿cuáles son los beneficios de poder hacer esto? Para responder a esta pregunta, nos dimos a la tarea de listar y explicar los cinco que creemos son los más importantes con el fin de que decidas si te conviene o no tener un equipo con dicha característica.

Sólo necesitas cargar con un dispositivo

Debido a que en un mismo teléfono, puedes traer los SIM de tu trabajo y el que utilizas para uso personal. La ventaja más inmediata es justo ésta, ya que así no tendrás que cargar con dos celulares diferentes, lo que hará que tus bolsillos y tu cabeza te lo agradezcan bastante. De esta forma no será necesario que estés cambiando de uno a otro a cada rato, además de que evitarás el tedio y los enredos que siempre surgen a la hora de realizar esta acción.

Dos operadoras en un mismo equipo

A pesar de que muchos creen que en los smarphones Dual-SIM las dos tarjetas deben de ser de la misma compañía celular, en realidad es todo lo contrario, ya que no importa si éstas son de diferentes operadoras. Esto es bastante útil para cuando se quieren aprovechar promociones o beneficios específicos que determinada compañía tenga, ya que probablemente en la operadora A tiene llamadas ilimitadas, pero los datos son muy caros; mientras que en la operadora B no tiene llamadas, pero sí una gran cantidad de datos.

Puedes elegir el SIM de mejor cobertura

Al momento de introducir dos SIM en un equipo Dual-SIM tienes la posibilidad de elegir si quieres tener ambos encendidos o solamente uno de ellos. De esta manera, si te encuentras en una zona donde la cobertura no es tan buena, tienes la oportunidad de decidir cuál de las dos usar, dependiendo del que tiene mejor recepción. Esto, por supuesto, sólo resulta útil cuando las dos SIM son de diferentes operadoras, ya que de lo contrario, la cobertura será exactamente la misma.

Porque controlas tu gasto

Gracias a la ventaja de poder tener dos SIM de diferentes proveedores es que esto te permite contar la flexibilidad de usar las diferentes tarifas provenientes de ambas compañías, dependiendo de la situación en la que te encuentres. De esta manera, siempre podrás acceder a la más barata sin tener que estar cambiando de equipo, además de que esto resulta muy útil especialmente cuando uno sale de viaje, ya que los precios de las llamadas y los mensajes internacionales varían mucho de operador a operador.

Menos recargas de batería

Y por supuesto, una de las ventajas más obvias de tener un teléfono Dual-SIM en lugar de dos al mismo tiempo es que sólo necesitas cargar la batería de uno. Esto hará que necesites menos cables y enchufes libres para conectar, además de que tu recibo de luz y el planeta también te lo agradecerá. Eso sí, es importante mencionar que el usar dos SIM en un mismo equipo hace que la batería se consuma más rápido, pero a largo plazo, resulta más económico y fácil tener que cargar un solo dispositivo.

Desde la Red…
Comentarios