Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace ya cuatro años Google lanzó al mercado las Google Glass, un producto con un concepto tan futurista que rápidamente levantó el entusiasmo de la comunidad, pero como cualquier otra moda tecnológica pasajera, los ánimos se enfriaron mucho más rápido de lo que Google hubiera querido. Pero después de meses de retraso y la supuesta cancelación del proyecto, Google Glass ha regresado e incluso ya se vende fuera de los Estados Unidos.

De manera sorpresiva, Google ha decidido relanzar las Google Glass Enterprise, que no sufren prácticamente ningún cambio respecto al modelo que varios “influencers” norteamericanos estuvieron probando y promocionando durante algún tiempo. La diferencia radica en que las nuevas gafas no son para el consumidor en general, sino para los empleados de las grandes empresas y sus clientes, de ahí que su nombre final sea Enterprise (empresa).

Lanzan actualización para Google Glass… ¿a alguien le importa?

Las nuevas Google Glass no son compatibles con la Play Store, y no se podrán instalar aplicaciones que no estén desarrolladas por alguno de los socios comerciales del proyecto, por lo que su uso será muy específico y sólo en cierto tipo de ambientes o trabajos.

Las nuevas gafas se venderán por primera vez fuera de los Estados Unidos, concretamente en España con Streye; Alemania con Picavi y Ubimax; Bélgica  con Proceedix y Paises Bajos con swyMed. Y debido a que todas estas empresas han sido certificadas por Google, cada una de ellas podrá agregar las aplicaciones que le parezcan pertinentes a sus Google Glass, por lo que no hay manera que su uso se vaya a extender más allá de los trabajadores de estas empresas.

Google Glass

Sin embargo, Streye ha anunciado que cualquier persona podría comprarlas en España, siempre y cuando esté dispuesta a pagar 1,150 euros ($30,300 MXN aproximadamente) por la versión limitada que además del software de la empresa permite el uso de Facebook y YouTube, o, 2,500 euros ($50,500 MXN aproximadamente) por la  suite completa y de por vida de Streye.

Debido al alto precio y su limitante de software, las nuevas Google Glass se vuelven prácticamente un producto innecesario para el consumidor en general, que podría hacer prácticamente las mismas actividades desde la pantalla de su teléfono, el cual fue uno de los motivos por el que Google decidió no seguir apostando por darle continuidad a las Glass en su versión comercial.

De Google Glass a los Arduino Glasses

Claro que dejando de lado a los usuarios “comunes”, Google puede hacer un buen negocio siempre y cuando sus socios comerciales y los clientes de sus partners puedan encontrar un uso que traiga beneficios a la operación de sus empresas.

Referencia: Android Central, The Verge

Desde la Red…
Comentarios