Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Ahora que se acerca el Día del Niño, es difícil no ponerse a pensar en la infancia que tuvimos hace ya varios años, y en cómo la forma de divertirnos cuando éramos niños ha cambiado significativamente respecto a cómo lo hacen los pequeños  de hoy.

Esto se debe en parte a los avances tecnológicos de los últimos 30 años, que no solo afectan positiva o negativamente nuestro estilo de vida, y es que la tecnología se puede implementar en cualquier tipo de mercado, de ahí que los productos que nos divertían cuando éramos niños hayan sufrido un cambio importante en las últimas tres décadas.

Game Boy vs. Nintendo 3DS

Las consolas portátiles son prácticamente uno de los principales gadgets para ambas generaciones,claro que ha habido una enorme diferencia entre unas y otras, y es que mientras los millennials que hoy tienen poco más de 25 años se divertían jugando con el Game Boy, la Generación Z lo hace con el Nintendo 3DS o si nos vemos exigentes y modernos podríamos hablar del Nintendo Switch, sin embargo, el DS ha sido una de las consolas de Nintendo más exitosas en su historia, y no solo la versión en 3D si no las demás también.

Juego de la viborita vs. los nuevos juegos móviles

El teléfono es una de las herramientas tecnológicas que más ha evolucionado en las últimas tres décadas. Antes sólo servía para llamar y mandar SMS, ahora prácticamente son dos de las cosas que menos se usan en un smartphone.

Y para todos aquellos que tuvimos algo de suerte pudimos tener un teléfono con un juego incluido que era tan adictivo como lo fue Candy Crush en su momento, y es que  por ser prácticamente el único juego en los teléfonos se volvió un ícono de los años 90, por lo que nadie que tenga más de 20 años puede negar que el juego de la “viborita” o “Snake” fue una de las mejores cosas con las que se divertía de niño desde el teléfono de su papá o mamá.

Sin embargo, lo de ahora ya no es “la viborita”, los niños de estos tiempos tienen a su disposición un catálogo casi infinito de juegos para dispositivos móviles mucho más complejos y divertidos comparado con lo  que podíamos jugar cuando éramos más pequeños. La ventaja es que nuestra generación puede identificarse con algo tan simple como el juego de la viborita, el día de hoy, habiendo tantas opciones en el mercado es difícil que la Generación Z pueda identificarse con algo como generación.

View Master vs. Realidad Virtual

Cómo olvidar aquel View Master que nos hacía pasar divertidos momentos a través de unos visores a los que teníamos que girar un carrete para ver una imagen diferente. Si somos exquisitos, podríamos nombrar a este producto como el padre de la realidad virtual, de hecho, la compañía que desarolló los View Master clásicos ha trabajado en una nueva versión para pequeños que funciona con realidad virtual.

Aunque es de entender que no tuvieron el mismo éxito que sus predecesores debido a que ahora existen visores de realidad virtual mucho más completos como los de Samsung, HTC o por qué no, los de Sony para su consola de videojuegos PlayStation, visores donde no es necesario girar un carrete para tener un buen rato de diversión, pero donde también hay que invertir una cantidad de dinero mucho mayor, y que además dependen de una consola de videojuegos y la energía eléctrica para funcionar.

Walkman vs. Spotify

Sabemos que no podemos comparar el hardware con el sotware, pero tampoco podemos decir que la evolución del Walkman es el smartphone. Podríamos pensar que lo fue el iPod o los reproductores multimedia, pero también han perdido muchísimo protagonismo hoy en día. Y es que lo que antes era pasar un rato de relajación, o diversión escuchando música en un aparato del tamaño  de un envase de jugo de medio litro, ahora es posible hacerlo gracias a programas con Spotify en nuestro smartphone.

Claro que el Walkman tenía el inconveniente de necesitar un cassette para poder escuchar algo, y para cambiar de artista tendrías que cambiar de cassette, mientras que en Spotify todo esto puedes hacerlo simplemente teniendo conexión a Internet o guardando tus canciones en la memoria del teléfono. Y es que gracias a este invento la Generación Z y los Millenials que ya no somos niños podemos escuchar música sin llevar con nosotros un tabique para escuchar música.

Patín del diablo vs Hoverboard

Para terminar esta lista tenemos el famoso “Patín del Diablo”, cuyo nombre oficial es monopatín. Este pequeño metal de dos ruedas fue el vehículo de escape de todos los niños que se imaginaban ir a altas velocidades durante todas sus aventuras pasajeras.

Hoy, la historia es muy diferente, y es que su evolución ha sido el Hoverboard, otro pedazo de metal con dos ruedas en el cual ya no puedes imaginar que vas a grandes velocidades porque este monopatín se mueve solo, antes por lo menos los niños tenían que tirar de una de sus pierdas para impulsarse, ahora solo tienen que estar parados y mantener el equilibrio para no caerse, (si es que no explotan antes) quitándole toda diversión y aventura a la imaginación de los niños de hoy en día, así que padres… mejor compren un patín del diablo a sus hijos.

Así que esto ha sido un poco de los juguetes tecnológicos con los que se divertían los niños de antes y los de ahora, y bien, si pudieras elegir. ¿A qué generación te hubiera gustado pertenecer de pequeño?

Desde la Red…
Comentarios