Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Sin duda alguna, el origen de algunos avances tecnológicos se derivan de una necesidad al facilitarnos las cosas, ya sea en cuestiones de movilidad, comunicación o aprendizaje, entre múltiples situaciones más.

Sin embargo, nos hemos encontrado con diversos prototipos e invenciones tecnológicas que son verdaderamente irrelevantes y absurdas. Ahora, hasta en los refrigeradores nos podemos encontrar con aplicaciones que nos indicarán lo que necesitemos comprar.

Si bien en las aplicaciones encontramos cierta utilidad, ahora sabemos que todo funciona a través de ellas, pero seguramente muchos de ustedes tendrán múltiples plataformas instaladas y no las utilizan en los absoluto.

Fantasías sexuales con asistentes virtuales… ¿mito o realidad?

Es una realidad que la tecnología se encuentra en todo ámbito, ya sea cinematográfico, educativo o médico. Mientras que para unas cosas la tecnología es realmente útil al mostrar, por ejemplo, la posibilidad de saber si tenemos una enfermedad de transmisión sexual o no, hay veces en las que nos encontramos con inventos realmente innecesarios como el siguiente.

Un anillo inteligente que funciona a través de Bluetooth, será capaz de recopilar datos sobre el uso del órgano reproductor masculino. Se trata de un condón inteligente que se encuentra cubierto de circuitos.

El objetivo primordial del condón es monitorear la actividad y el rendimiento genital, además de funcionar para analizar si hay alguna enfermedad de transmisión sexual.

De igual modo, el condón inteligente llamado i.Con Smart Condom, cuyo costo es de 75 dólares, le dirá al usuario qué tantas calorías se quemaron al estar en pleno acto sexual, la velocidad, duración, frecuencia, diversas recomendaciones sobre posiciones sexuales, entre múltiples cosas más.

BangFit, la manera geek de hacer ejercicio mientras tienes sexo

Y, como todo funciona a través de una aplicación, el condón inteligente se sincronizará vía Bluetooth capaz de ofrecernos una amplia gama de visualización de datos.

Además, algo que llama la atención es que los usuarios tendrán la posibilidad de compartir sus datos íntimos a través de redes sociales, es decir, el condón inteligente brindará la posibilidad de difundir la información obtenida con amigos, familiares o todo Internet…¿quién querría eso?

Referencia: British Condoms, Tech Insider

Desde la Red…
Comentarios