Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Recientemente finalizó el CES 2017, evento más relevante en el ámbito tecnológico cuya función principal es presentar lo más innovador de la tecnología que destacará el resto del año. Fue en el 2016 cuando Lily Camera recibió el premio a la innovación, además de que destacó por recaudar 15 millones de fondos de capital riesgo y otros 34 en reservas de su prometedor dron autónomo.

Lily Camera es un dron realmente atractivo por las características que lo diferencian del resto, es decir, una de sus virtudes más llamativas es que se activa en el aire automáticamente gracias a sus múltiples sensores sintetizadores de uso; solamente basta con lanzarlo al vacío para que comience el vuelo por sí solo.

No obstante, todo era risas y diversión hasta que los creadores decidieron cancelar este dron autónomo. Los fundadores de Lily Camera, estudiantes de la Universidad de Berkely, publicaron un comunicado a través del cual se disculpan con los consumidores interesados mencionando que lamentablemente el dron ya no estará disponible.

“En el último año, la familia Lily ha tenido muchos altibajos. Hemos estado encantados con los avances constantes en la calidad de nuestro producto y hemos recibido una excelente retroalimentación por parte de nuestro programa beta. Al mismo tiempo, hemos estado corriendo contra un reloj de fondos. En los últimos meses, hemos tratado de obtener financiación para desbloquear nuestra línea de fabricación y enviar nuestras primeras unidades, pero no hemos podido hacerlo. Como resultado, estamos profundamente entristecidos al decir que estamos planeando cerrar la empresa y ofrecer reembolsos a los clientes”.

Según el comunicado, los clientes recibirán su dinero en los próximos 60 días iniciando con reembolsos a tarjetas bancarias utilizadas para la transacción original.

Ningún consumidor deberá realizar alguna acción, a menos de que la tarjeta utilizada para fondear al producto, haya caducado; en ese caso, los creadores de Lily Camera sugieren entrar a este formulario para poder proporcionar un reembolso por otros medios como PayPal o cheque.

Lily cerró sin entregar un solo dispositivo, culpando a una falta de financiamiento a pesar de haber recaudado millones en preventas. Además, la estrategia que utilizaron para publicitarse no fue del todo clara, pues muchos no comprendían si se trataba de un nuevo producto o de un proyecto fondeado por Kickstarter.

Si bien, aún tenemos muchas opciones disponibles en el mercado y en el sector de drones realmente innovadores como lo es el caso de Hover, un vehículo no tripulado con cámara de resolución 4K para selfies incluida. Es seguro de utilizar y portátil para usos cotidianos sin complicaciones.

Referencias: Lily Camera

Desde la Red…
Comentarios