La compañía fabricante de cámaras de accion, GoPro, parece no estar en su mejor momento. Hace algunas semanas anunciaba el retiro de todas las unidades de su dron GoPro Karma después de presentarlo con bombo y platillo hace poco meses. Al parecer la unidad perdía la comunicación con el control remoto y podía llegar a ocasionar accidentes cuando caía súbitamente al estar en vuelo.

Hoy la empresa cae en un nuevo bache anunciando que hará un recorte de personal para efectuarse a principios de 2017. Además, también a anunciado el cierre de su división de entretenimiento.

El recorte de puestos que está planeado para el año que entra, está considerado para reducir 15 por ciento de su plantilla y cerrar la recientemente creada, división de entretenimiento, la cual tenía como meta principal trabajar con una serie de atletas adictos a la adrenalina para poder crear contenido y comercializarlo, para así tener una entrada extra de ingresos en la compañía.

No se sabe si los recortes que se estarán llevando a cabo sean por el mal desempeño que ha tenido el dron que lanzó la compañía, aunque indiscutiblemente algo tuvo que haber influido en esta decisión.

Adicionalmente, el actual presidente de la compañía, Tony Bates, tiene planeada su salida del fabricante de cámaras de acción para finales de 2016. Las razones de la salida no se han revelado en su totalidad pero se cree que sea debido al pobre rendimiento financiero que ha tenido la empresa en el último año.

Sin lugar a dudas, GoPro está enfrentando uno de los momentos de crisis más fuertes en su historia. Y si a esto le agregamos la cantidad de modelos de cámaras de acción – de marcas como Xiaomi o Garmin – que han salido al mercado en los últimos años el panorama no es favorable para la empresa.

Referencia: TechCrunch, Engadget

Enlaces Patrocinados
Comentarios