Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

vomit-face-b07cb97b0d4786faa70e43dc1becd2d0a10b6214-s900-c85Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han creado una maquina de vómito, un gadget que, si bien podría pensarse es de broma, es un dispositivo desarrollado para ayudar a los científicos a determinar cómo se diseminan en el aire algunos virus causantes de enfermedades grastrointestinales, como el norovirus.

El Norovirus es un virus ARN de la familia Caliciviridae, y es responsable del 50% de los brotes de gastroenteritis por alimentos, afectado a más de 40 millones de personas al año, refiere el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El norovirus se inactiva con suficiente calor o por medio de desinfectantes a base de cloro, sin embargo es resistente ante los alcoholes y detergentes.

La máquina emplea una serie de tubos, válvulas, pistones y bombas que imitan una boca, garganta y estómago humanos a una escala de un cuarto del tamaño real. Se agrega una máscara de arcilla que proporciona el peso necesario para doblar la “garganta” simulando el cuello flexionado de una persona que vomita.

El “vómito artificial” se hace de una imitación de saliva o de una natilla de vainilla, según el espesor deseado; además, se le agrega una cepa de virus no infeccioso que es similar al norovirus en forma y tamaño. Esto ayuda a los investigadores a determinar la velocidad de propagación en el aire de un virus expulsado en el vómito.

Vomit-machine

Los resultados de las pruebas con la “máquina de vómito” revelaron que en cada expulsión de vómito se liberan desde 36 hasta 13000 partículas de virus. Si se considera que sólo se requieren 20 partículas de norovirus para causar una infección, es entonces muy probable que una persona pueda contagiarse del mismo si entra en contacto con el vómito de una persona infectada.

Afirmando haber encontrado la primera evidencia directa de que el vómito puede provocar que las partículas del norovirus humano, se propaguen por el aire, por medio de un proceso que ellos llaman aerosolización. “La evidencia epidemiológica ha señalado la aerosolización del virus durante el vómito, como una vía probable para la difusión del norovirus, y nuestro trabajo aquí lo confirma”, dijo Lee-Ann Jaykus, profesor de ciencias en NC State.

“Cuando una persona vomita, las partículas del virus aerosolizadas pueden entrar en la boca de otra persona y si se ingiere, puede conducir a la infección. Además el norovirus también puede permanecer en las superficies durante semanas, así que cualquier persona que toque una mesa contaminada y luego se ponga su mano en la boca, podrían estar en riesgo de infección”.

Referencia: NC State

Desde la Red…
Comentarios