Amazon, compañía que conocemos por sus servicios de computación en la nube y comercio electrónico, se está enfrentando a una demanda por negligencia de 30 millones de dólares por la venta de un Hoverboard, el cual causó un incendio que destruyó una casa en Nashville.

La familia Fox, propietaria del inmueble, está demandando a Amazon porque considera que el producto es sumamente peligroso. La premisa principal de la demanda es el hecho de que la compañía ya sabía de los daños que el producto podría causar, y aún así hicieron caso omiso al seguirlo vendiendo.

Es importante tomar en cuenta que, en cuestión de segundos, todas las posesiones de la familia fueron destruidas. Los automóviles sobrevivieron, al igual que algunos libros e imágenes, pero la casa de un un millón de dólares se esfumó completamente.

La demanda nombra a 10 acusados, entre ellos Amazon y minoristas del sitio web que venden productos similares. Además, la familia recibió un producto falsificado en China, en lugar de una marca original con batería de iones de litio Samsung.

Brian Fox, el padre de familia, rescató a sus dos hijos desde el segundo piso con la casa en llamas, según mencionan los bomberos y la demanda.

“Lo más horrible fue tratar de salvar a los dos adolescentes que estaban en peligro y ver el profundo impacto que el episodio causó en ellos”, mencionó Steve Anderson, abogado que representa a la familia Fox.

Retiran del mercado medio millón de hoverboards

Además de las pérdidas costosas, la demanda dice que la familia debe ser compensada por lesiones físicas y angustia emocional. Los dispositivos deslizables son populares por su mecanismo; sin embargo, ya han habido varios casos de sobrecalentamiento provocando incendios o explosiones.

La demanda fue presentada la noche del pasado miércoles en la Corte de Circuito del Condado de Davidson.

Referencia: USA Today, IB Times

Enlaces Patrocinados
Comentarios