Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Imaginen un juego que involucra catapultar pájaros enojados para destruir elaboradas construcciones hechas por cerdos. Suena francamente bizarro el asunto, pero en la vida real ha resultado un éxito fantástico. De hecho, de acuerdo a la empresa fabricante Rovio, una pequeña compañía finlandesa, que asegura que quienes juegan Angry Birds, gastan 200 millones de minutos diariamente en total, que dicho de otra manera, es equivalente a 16 años humanos de lanzar pájaros enojados cada hora.

A todo esto, se cumplió el primer año del juego el sábado pasado y los fans del mismo celebraron en Nueva York y en una docena de ciudades.

El juego ha inspirado parodias, homenajes y testimonios fervientes. Se han hecho disfraces caseros de los “angry birds“, que fueron un gran éxito en la temporada de Halloween. Conan O’Brien demostró el juego en un video de YouTube promoviendo su nuevo show. Justin Bieber y otras celebridades han profesado su amor a Angry Birds en las redes sociales.

Juegos de esta naturaleza están llegando a una amplia audiencia de jugadores que nunca habrían considerado comprar un XBox o un PlayStation, pero que ahora llevan en sus bolsillos micro-consolas sofisticadas de juegos (llamadas teléfonos inteligentes). Los desarrolladores de software buscan convertirse en el siguiente Rovio y crear este tipo de juegos casuales, que son fáciles de aprender pero difíciles de dejar de jugar.

La trayectoria de Angry Birds sugiere un nuevo giro en el negocio del entretenimiento y en el tipo de marcas que pueden ganar amplia popularidad. Y al contrario de los juegos de videoconsolas más conocidos, como por ejemplo, el clásico Mario Bros., de Nintendo, los juegos de los teléfonos celulares como Angry Bird, puede frecuentemente hacerse populares gracias a los comentarios de los usuarios, es decir, de boca en boca.

No hay una fórmula“, dijo James L. McQuivey, un analista de Forrester Research, quien estudia el medio ambiente del entretenimiento digital. “No importa dónde empezó: un tono para el teléfono, un videojuego, un libro. De pronto obtiene toda la popularidad“.

En los teléfonos celulares“, añade, “cualquiera con capacidades de codificación y un buen conjunto de personajes, pueden ser la diferencia, sin tener que gastar 100 millones en una película y procesos de marketing“.

Anya Richardson, una escritora y editora técnica de Mulhall, Oklahoma, le fascinó cuando vio a su hijo de 8 años jugando Angry Birds, y decidió hacer un pastel de cumpleaños basado en los personajes del juego. La Sra. Richardson ha trabajado unas 80 horas para crear réplicas de los personajes hechas a mano. “Su cumpleaños era en octubre“, dice Richardson, “pero no pude terminar el pastel hasta noviembre“. Su hijo adora el pastel tanto que “no permite que nadie lo corte“, indicó la madre. “Finalmente hablé con mi hijo y nos deshicimos del pastel, pero conservamos la mayoría de los personajes“. Hasta una foto de dicho pastel hay rondando por la red. “Me lo piden por Twitter y correo electrónico“, comenta la orgullosa madre.

Jordan Finley, de 30 años, que trabaja en una firma de consultores en Los Angeles, dijo que su novio es tan fanático del juego que decidieron crear disfraces completos para Halloween. “Fue la locura“, indica Finley, “la gente que no reconoció a los personajes no entendía nada, pero quienes conocían el juego estaban encantados. Todos nos querían tomar fotos. Se siente como estar siendo acosado por los paparazzis“.

Los fanáticos tomaron las calles el sábado, en el día de Angry Birds, para celebrar su primer aniversario. Rovio ayudó a quienes organizaron estos eventos en Nueva York, Londres, Jakarta, Budapest y una docena más de ciudades. Rovio prometió que crearía nuevos niveles de Angry Birds para las diez ciudades más fanáticas en el día Angry Birds.

Aunque Rovio ya ha lanzado una docena de juegos, ninguno ha tenido el éxito de Angry Birds, el cual costó hacer unos 100,000 dólares, pero que ha sido descargado unas 50 millones de veces en el último año. La versión de paga para el iPhone es de 99 centavos  de dólar, en los Estados Unidos y les ha dado más de 8 millones en utilidades. Apple dijo la semana pasada que Angry Birds es la app más vendida del 2010. La versión gratuita para los teléfonos corriendo Android, de Google, debería producir un millón en utilidades debidas a anuncios para fin de año indicó Rovio.

Peter Vesterbacka, jefe de desarrollo de negocios para Norte América, dijo que el juego nació cuando un diseñador de Rovio dibujó el rostro de un pájaro rojo enojado, con expresión furiosa. “No sabíamos cómo sería el concepto del juego, pero nos encantaron los pájaros“, dijo. “El juego completo y la historia detrás de él se basa toda en los pájaros“. Vesterbacka dijo también que la compañía notó las historias intrincadas en los filmes de Pixar, así como la popularidad de Mario y Luigi, en SuperMario Bros. Las estrellas de Angry Birds no se expresan mucho, aparte de hacer algunos sonidos  y gruñidos, pero los jugadores parecen estar conectados con ellos igualmente.  “Cuando miles de personas se disfrazan como tus personajes, uno sabe que ya tenemos algo“, concluyó Vesterbacka.

Rovio quiere capitalizar ahora su éxito y está trabajando en versiones de Angry Birds para consolas de juego y PCs, además de crear una línea de pájaros y cerdos. Esperan de hecho manejar su franquicia a los shows de TV para niños.

Fuente: NYTimes

Desde la Red…
Comentarios