Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Te molestan los lentes para 3D cuando vas al cine? ¿O ya usas lentes y te estorban las gafas 3D? Pronto estos problemas podrían ser resueltos gracias a investigadores del MIT han encontrado la solución a este problema, al desarrollar una pantalla que recrea el efecto 3D que producen los lentes.

Un grupo de investigadores en Ciencias de la computación del MIT y del Laboratorio de Inteligencia Artificial en Israel lograron desarrollar una pantalla que permite a los usuarios percibir el efecto de profundidad, pero sin la necesidad de ningún aditamento, algo muy similar a la tecnología que emplea Nintendo en su consola portátil, Nintendo 3DS.

Llamada Cinema 3D, esta tecnología emplea una técnica que emplea diversas barreras de cristales colocados delante de una pantalla que muestra diferentes posiciones de pixeles a cada ojo del espectador, con el fin de crear el efecto tridimensional. Lo complejo de este efecto es que el usuario debe de estar colocado en una posición y distancia especifica para poder percibir este efecto.

Es por este inconveniente que sus creadores dedujeron que lo ideal sería crear una pantalla donde los usuarios no se puedan mover, es decir, enfocar esta tecnología a una sala de cine. Donde el usuario tiene un lugar preestablecido, aunque surge otro inconveniente y  es precisamente en una sala de cine no solo hay un espectador, sino muchos más y todos colocados en diferentes posiciones.

Para resolver esto, el equipo de investigadores trabaja en una nueva configuración de salas de cine, donde los usuarios tengan la misma distancia aproximada, además de experimentar con las posiciones de los lentes y cristales para poder comprobar si al moverlos o aumentar el número de estos, el efecto se puede apreciar de igual manera desde distintos ángulos y distancias.

Lamentablemente, esta nueva tecnología de 3D en las pantallas todavía tardará en ver la luz, ya que por le momento el único modelo existente que prueba esta tecnología es del tamaño de un iPad, el cual requiere una gran cantidad de lentes y espejos.

Por ahora, continuarán desarrollando y afinando este prototipo con el fin de lograr mejorar el efecto y, quién sabe, algún volverlo económicamente viable. Por lo pronto ya lograron superar el complicado obstáculo de necesitar los horribles lentes 3D.

Fuente: MIT News

Desde la Red…
Comentarios