por que quieres el nuevo fifa 14 si tienes el 13

Esa es la pregunta que más hacen las personas que no son jugadores de FIFA como las mamás, papás, novias, esposas y uno que otro amigo no aficionado al fútbol. Y es que en muchos casos, para los fiferos casuales resultan imperceptibles los cambios entre una edición y la siguiente. Claro, esto no aplica exclusivamente al FIFA, sino a cualquier franquicia deportiva que publica su juego cada año como PES, Madden, NBA 2K, MLB 2K, y un largo etcétera.

Vale la pena hacer una pausa para expresar que este texto no se trata de si es mejor el FIFA o el PES, o si es mejor en Xbox 360 o en PS3; únicamente se tomó el juego de FIFA por ser el que tiene la mayor participación de mercado en el mundo y no necesariamente por ser el de mayor calidad. Esta entrada se enfoca en si realmente debemos comprar el último título del FIFA si contamos con la versión inmediata anterior.

Empecemos por lo más obvio: jamás podremos convencer a alguien que no ha jugado FIFA de que existe una diferencia significativa entre versiones. Ahora bien, el tema se debe centrar en si la diferencia entre las versiones resulta significativa o no. Y este es un punto que en general debe discutirse entre cualquier actualización de sistemas operativos, aplicaciones, páginas web, redes sociales, entre otros.

Muchas veces, actualización de versiones poseen cambios meramente cosméticos, y a menos que seamos personas con un perfil más visual, la actualización será desestimable. Esto es, que si solamente se actualizaron los uniformes de los equipos, por poner un ejemplo en nuestro caso, entonces no convendría comprar el nuevo juego. Lo mismo aplica a las plantillas o rosters de los equipos ya que no es algo que no pudieras hacer desde la versión anterior; que incluyan nuevos estadios se vuelve irrelevante una vez que empieza el juego; o que los jugadores virtuales sean más parecidos visualmente a los reales.

Por su parte, existen también cambios más profundos entre versiones de FIFA. Por ejemplo, la física del juego, la cual se refiere a la gravedad y el efecto del balón, los choques, barridas y fintas de los jugadores, es un punto crucial en la toma de decisión de compra. Hace 10 años, los videojuegos de fútbol eran mucho más ágiles dado que los jugadores podían correr sin tropezarse, e incluso, atravesar a los contrincantes sin chocar. Ahora, la forma de juego se ha vuelto más pesada y lenta al evolucionar con elementos más realistas de los jugadores y el balón. Muchas de las ediciones en los últimos años fueron mejorando la capacidad de atacar o defender rebalanceando la mecánica de juego, y el aumentar la precisión fue lo más importante en cada edición. Poco a poco fueron agregando más equipos, ligas y jugadores siendo la versión de FIFA 14, la que finalmente incluyó el mayor número de ligas latinoamericanas como la de Colombia, Argentina y Chile.

Adicionalmente, el componente online ha avanzado de forma considerable. Las temporadas en línea, partidas con amigos, y ahora la nueva temporada cooperativa a distancia del FIFA 14 le dan un nuevo sazón a los jugadores conectados.

Sin embargo, y esta es la parte fina, resulta de la suma de todos los cambios. Para ti, ¿son suficientes para comprar el nuevo FIFA?

Nota: Las 14 razones -no todas válidas- para comprar el FIFA 14 (inglés) aquí.

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios