Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

levy

Luego de 9,000 km recorridos y 105 días de total soledad, el mexicano Abraham Lervy cruzó remando el Océano Atlántico, desde Huelva, España, hasta la marina de Chac Chi, en Cancún.

Abraham Levy se convirtió en la primera persona en realizar la hazaña a remo, es decir, impulsado por su propia fuerza. Todo lo hizo a bordo de “Cascarita”, un bote equipado con la tecnología necesaria para la magnitud del evento, y apoyado por un equipo multidisciplinario y sus patrocinadores desde México.

La llegada de Abraham a Cancún fue un momento emotivo. El explorador fue recibido al calor del mariachi por su familia, autoridades del Estado de Quintana Roo, prensa local y nacional, así como curiosos y seguidores que siguieron la travesía desde el inicio.

Twit abraham

Y en verdad existían dudas en torno a si sería capaz de lograrlo. Nunca antes una persona a remo se había enfrentado a las inclemencias del océano, expuesto a la incertidumbre en completa soledad. Sin embargo, Abraham nunca dudó, y a golpe de remo, “uno a la vez en la dirección correcta”, como él mismo decía desde el principio, constatamos un logro que debe ser motivo de orgullo e inspiración para todos los mexicanos.

Levy gente

Hubo muchos momentos del trayecto en que todo marchaba en contra y su vida corrió peligro. Sobre todo durante el primer tercio del recorrido, en redes sociales Levy narraba el terror y la impotencia de sufrir en medio de tormentas que duraban varios días; el no poder comer adecuadamente; las dudas cuando el equipo no funcionó correctamente; la oscuridad total en la noche; las sombras en el océano, las luces y sonidos irreconocibles, y temor a que el bote estuviera a la altura de las exigencias extremos, entre otras vivencias que podrían mermar la mentalidad de cualquiera.

twit garmin

EPN tuit world sport

tuit guams

Un bote equipado con páneles solares, baterías de polímero de litio, trackers y teléfonos, GPS, cámara y lámparas, binoculares, cocina portátil, comida deshidratada, reloj, smartphone y tablet con aplicaciones y sistemas de navegación, formaron parte del equipamiento tecnológico que lo acompañaron durante todo el trayecto e hicieron posible la comunicación y dieron rumbo correcto desde el puerto de Huelva hasta Cancún.

En unocero tuvimos la oportunidad de platicar con Abraham antes de su partida. En aquella visita en septiembre de 2014, días antes de volar a España, Levy nos mostró algunos de estos gadgets. Más adelante, pudimos platicar con él para TAG, vía telefónica, cuando le faltaba un tercio del recorrido.

¡Muchas falicidades, Abraham!

Desde la Red…
Comentarios