Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desde el surgimiento de las GoPro, han aparecido en el mercado una infinidad de cámaras que buscan realizar la misma función o por lo menos una similar buscando una rebanada de ese delicioso pastel que hasta la fecha posee en su mayoría la marca californiana.

Y dentro de todas estas marcas que buscan sobre salir nos encontramos con Graava, una interesante propuesta que deja aun lado el equipo para darle el estelar al software y es que resulta que Graava crea una edición automática de lo que se haya grabado permitiendo obtener un clip de 5 minutos de 3 horas de video.

¿Cómo es posible? Bueno resulta que la pequeña cámara cuenta con 5 sensores que van desde un sensor de imagen, de iluminación, giroscopio, ritmo cardiaco y acelerómetro. Todo esto jugará en conjunto donde al detectar variaciones en la imagen ya sea por un cambio de patrón de colores o de iluminación o que se realice un cambio de velocidad, dirección o bien un cambio en nuestro pulso, la cámara registrará todos esos picos de información utilizándolos de referencia para su edición.

Además de los sensores, la cámara deportiva cuenta con conectividad Bluetooth, WiFi y GPS permitiendo al usuario guardar y compartir sus creaciones o bien editar el material obtenido por su cuenta, así como ir ajustando los parámetros de grabación y edición del video.

En cuanto a las especificaciones, Graava cuenta con la capacidad de grabar en [email protected] por 3 horas continuas, permitiendo tomar fotografías de 8MP de gran angular gracias a su lente de 130º así como un estabilizador de imagen junto a dos micrófonos de alta calidad, sobre los puertos, la cámara cuenta con entradas Micro SD, Micro HDMI y por supuesto los habituales, micro USB y entrada/salida de audio.

Y como buena cámara deportiva no podían faltar los clásicos aditamentos como una montura para el casco o cualquier brazo de bicicleta así como los brazos con engomado para pegarlos en diversas superficies como cascos pero lo que destaca es su curioso cargador inalámbrico en forma de brazo que sujeta magnéticamente la cámara.

Para todos los interesados, esta cámara se puede pre ordenar a través de su página oficial con un costo de 399 dólares aunque si se ordena antes del 1 de septiembre se reduce a 249 dólares, para ser entregada en febrero del 2016.

Aquí un ejemplo de un video completo de 4 minutos:

Enseguida el video resultante de la auto edición de 30 seg.

Fuente: Graava

Desde la Red…
Comentarios