Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Era el año 1997. Ernesto Zedillo era Presidente, el PRI perdía por primera vez la Ciudad de México por primera vez en su historia en favor de perredista Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; el Cruz Azul ganaba el último título de la Primera División del Futbol mexicano en su historia; y Los Simpson hacían otra de sus famosas y casi infalibles profecías: la final del futbol mundial sería entre México y Portugal.

Nuevo libro de Los Simpson revela secretos y escenas que nunca salieron

Esta predicción de Los Simpson aparece en el capítulo 5, titulado Una Familia Peligrosa, de la temporada 9, es decir se trata de un capítulo que se estrenó hace más de dos décadas, el 2 de noviembre de 1997, para ser exactos.

Ahora, 21 años después, medios de comunicación han estado con la profecía, sobre todo a raíz del magnífico inicio de la Selección Mexicana en el Mundial de Rusia 2018 al derrotar al todavía campeón vigente, Alemania, y porque existía sólidas opciones de que lusos y aztecas se midieran por el título de la vigésima primera edición del máximo certamen del balompié. Pero tenemos malas noticias, la predicción sería imposible, por lo menos en Rusia 2018.

Y es que después de la dolorosa y sorpresiva derrota ante Suecia en la tercera ronda de la fase de Grupos, la ruta de México hacia la final no puede ser con Portugal.

Cancha/Reforma

Como explican los amigos de Chilango, mexicanos y portugueses están del mismo lado de la tabla. Eso quiere decir que no podrían enfrentarse en la final. Si acaso, el único encuentro que podrían tener sería en las semifinales y para que eso suceda México tiene que despachar primero a Brasil y luego a un rival que aun está por definirse.

Test: ¿Qué tanto sabes de los Simpson?

Si Portugal y México hubieran quedado primeros de grupo, entonces la cosa sería muy diferente, aunque todavía tuvieran que superar octavos y cuartos de final, además de semifinales, de lograrlo se verían en la última instancia de Rusia 2018 y Los Simpson volverían a estar en lo correcto, pero tristemente no es el caso.

Comentarios