Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Velocidad de internet

Cuando uno contrata Internet, el proveedor nos dice que tendremos cierta cantidad de megabits de bajada y de subida, es decir, la transmisión y recepción de bits y bytes se hará a máximo cierta velocidad. Y aunque los proveedores insistan que sus cifras se cumplen, a la hora de la hora las cifras jamás dan. Por ejemplo, yo tengo 5 Mbits contratados con Izzi, que me da si, 5 Mb de bajada pero no más de 1 Mb de subida. Digamos que esa diferencia entre la velocidad de bajada y subida es discutible por decir lo menos.

Pues bien, uno esperaría que en los Estados Unidos la conexión a Internet fuese de lo mejor porque, finalmente, ellos inventaron esto de la red de redes. Sin embargo no es así, y las mediciones indican que los Estados Unidos, por vez primer, llegaron a 50 megabits en promedio en sus velocidades de Internet.

Exactamente se habla de 54.97 Mbps, que es un 42% más alto que el mismo período pero del año pasado. La subida brincó aún más, con 18.88 Mbps, que es un 51% más alto que el año anterior en la misma fecha. El cálculo se hizo en una medición de 8 millones de usuarios que diariamente entraron al sitio SpeedTest para así acumular datos y llegar a estas conclusiones.

Comcast Xfinity fue el proveedor más rápido, con 125 Mbps, aunque no fue muy alto frente a sus competidores Cox, con 118, y Spectrum, con 114.

Otros proveedores, como Google y Verizon, están buscando ser más competitivos en esto de las velocidades, aunque buscan dar más solidez a sus servicios de banda ancha en áreas remotas, problema que se ha tenido ya por décadas. En lo que se refiere al Internet móvil, T-Mobile y Verizon empataron con 21 Mbps.

Así, aunque en el tercer mundo debemos pensar en cifras de un sólo número (en Mbps), en Estados Unidos están sin duda haciendo un esfuerzo por incrementar la velocidad de la red Internet porque finalmente, hoy en día la red de redes es un elemento fundamental en toda la vida de cualquier país.

Referencias: TechCrunch 

Desde la Red…
Comentarios