Dicen que una fotografía puede valer más que mil palabras, pero MasterCard sólo quiere que represente una sola: una contraseña.

Los passwords tradicionales sirven como una solución intermedia. ¿Los haces cortos y fáciles de recordar o largos y seguros pero que al mismo tiempo se sientan como un obstáculo? MasterCard cree que una selfie puede ser algo tanto seguro como sencillo.

La aplicación de MasterCard, la cual comenzará a desplegarse en los Estados Unidos y Reino Unido en los próximos meses, dará a los usuarios la opción de tomarse una selfie o simplemente escanear su huella dactilar para procesar los pagos digitales que hagan.

Para hacer uso de esta función, las personas primero deberán descargar una aplicación que la pueda soporte y las impulse a usarla. Para verificar que la selfie es en realidad una fotografía de ese momento, el usuario deberá parpadear al momento de capturar la imagen.

El jefe de producto de seguridad de MasterCard, Ajay Bhalla, afirma que la tecnología será omnipresente en cinco años. Apple trajo la autenticación de huellas dactilares a las personas con el lanzamiento del iPhone 5S en 2013.

Si bien aún no ubicua, la identificación de huellas dactilares es cada vez más común. La tecnología de MasterCard va un paso más allá y es especialmente útil para las personas que usan teléfonos sin escáneres de huellas dactilares.

Según los informes, MasterCard también está trabajando en el uso de escáneres de los latidos del corazón y de iris, y en la autenticación de voz en lugar de contraseñas tradicionales.

Referencias: The Verge, Engadget, Telegraph

Enlaces Patrocinados
Comentarios