Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El próximo miércoles, Kim Kardashian va a morir un poco. De igual forma su hermana, Khloé, sin mencionar a Lady Gaga, David LaChapelle, Justin Timberlake, Usher, Serena Williams y Elijah Wood.

Ese día, es el día mundial del SIDA, y cada una de esas personas (así como otras, pues la lista sigue creciendo) sacrificarán su vida digital. Lo que significa que estas celebridades dejarán de comunicarse a través de Facebook y Twitter. Ellos no serán resucitados, se dice, hasta que los fans hayan donado 1 millón de dólares.

Todo se deriva de la última táctica realizada por la cantante-escritora Alicia Keys para juntar dinero para la asociación caritativa Keep A Child Alive (Mantén a un Niño Vivo), el cual financia cuidados médicos y da servicios a los niños afectados por VIH y SIDA en África e India.

Ésta consiste en imprimir playeras con un código de barras. Las playeras cuestan 35 dólares y el código que tienen puede ser escaneado con un teléfono celular, lo que genera una donación de 10 dólares.

La “Muerte Digital” planeada para esta semana llevará esa idea un paso adelante. La gente famosa con muchos amigos, fans y seguidores serán silenciados en línea, pero no sin hacer un llamado a la generosidad. Los participantes tienen un estimado de 29 millones de fans en Twitter.

Para este domingo, tres días antes del día mundial del SIDA, carteles de celebridades que yacen en ataúdes, aparentemente sin vida y con los ojos cerrados serán exhibidos en la Web.

“Kim Kardashian está muerta”, dice el texto que acompaña una de las fotos en la que aparece la estrella de reality show. “Kim sacrificó su vida digital para dar vida real a muchos otros”, se agrega, pidiendo a los fans que visiten Buylife.org o enviar un SMS con la palabra “KIM” al “90999” para comprarle vida.

El poder de las redes sociales comienza a tener aplicaciones distintas a las que uno pensaría podrían tener. Lo mejor de todo es que se usen para beneficiar a los menos afortunados. Además, es bueno valerse de la popularidad de los famosos que participarán en esta campaña puesto que prácticamente no tienen que hacer nada diferente a lo que ya hacen para ayudar.

Fuente: New York Times

Imagen: New York Times

Desde la Red…
Comentarios