Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

inarritu-vr

La industria cinematográfica todavía no está completamente preparada para producir películas en realidad virtual, pero todo parece que Alejandro González Iñárritu se adelantará un poco para realizar su primer cortometraje con esta tecnología.

Después del éxito obtenido con su última película, el director no ha anunciado una nueva producción futura y ahora han surgido los primeros reportes de que el ganador del Óscar por The Revenant está trabajando en un corto en realidad virtual con la temática de la intensa experiencia de los inmigrantes y refugiados que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos.

Este corto promete mucho, no solo por el galardonado director, sino también por la colaboración de Emmanuel Lubezki (ganador del Óscar a mejor fotografía por The Revenant y Birdman), quien experimentará por primera vez con este nuevo formato en la que todo el espacio formará parte de la narrativa audiovisual.

Además, ILMxLAB de Lucasfilm ayudará a la creación del mundo y los personajes para realidad virtual de este corto. Se trata de la nueva división de entretenimiento inmersivo de Industrial Light & Magic, ya saben, la empresa que ha hecho los efectos especiales de todo Star Wars, las películas de The Avengers y básicamente todo Marvel.

Este equipo ya ha trabajando en el desarrollo de cortos en realidad virtual como Star Wars: Trials on Tatooine para el HTC Vive y también con realidad aumentada gracias a un demo de Star Wars para Magic Leap.

Este nuevo corto sobre los inmigrantes realmente reúne lo mejor de la cinematografía con el talento de Iñárritu y Lubezki, y la experiencia técnica del ILMxLAB que podrían crear una obra maestra que se planea lanzar para primavera del siguiente año, después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, lo cual deja a Trump un poco a salvo.

Lo único que no queda claro es cómo es que se va a distribuir este contenido. Por más que sean ganadores del Óscar, esto es un corto, no una película, lo cual implica que sería difícil verlo en cines próximamente.

La otra opción es que este corto se distribuya de manera digital a visores de realidad virtual como el HTC Vive, Oculus Rift, o inclusive a visores más económicos como Google Cardboard. A final de cuentas, es un corto no-interactivo por lo que no se debería de necesitar un equipo tan costoso para verlo.

Tendremos que esperar más noticias para ver el costo de ver este corto y las maneras en las que podremos disfrutarlo.

Fuente: Deadline, Engadget

Desde la Red…
Comentarios