Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Death Star en acción

Durante noviembre pasado, una petición para construir una Estrella de la Muerte fue hecha y, durante el periodo de gracia de 30 días, 34,435 personas firmaron en apoyo a la iniciativa de construir una “estación espacial con el poder destructivo de borrar un planeta entero del mapa”. ¿Qué sucedió?

En Estados Unidos existe una iniciativa gubernamental que dicta que una administración tiene la obligación legal de revisar cualquier petición que su pueblo tenga, mientras se junte un mínimo de 25 mil de firmas en 30 días. Una petición que llamó la atención durante noviembre del año pasado fue la de “La construcción de una Estrella de la Muerte totalmente funcional para 2016”.

Después de juntar más firmas de las necesarias, la rama especializada en presupuestos para la ciencia y el espacio de la Administración de Barack Obama, representada por Paul Shawcross, por fin contestó a la petición con un rotundo “No”; pero la negativa vino acompañada de una peculiar forma de argumentar el rechazo de la estrafalaria propuesta.

Shawcross mandó una misiva titulada “Esta no es la respuesta de petición que están buscando”, a forma de parodia de la famosa línea de Obi-Wan Kenobi para disuadir a los stormtroopers de continúar la búsqueda de C3PO y R2D2 con su control mental: “Éstos no son los droides que están buscando”.

La carta apunta tres puntos fundamentales por los cuales el gobierno no puede darse el lujo de construir tal artefacto:

  • El costo estimado de una Estrella de la Muerte sería de $850,000,000,000,000,000. Buscamos reducir el déficit, no expandirlo.
  • La Administración actual no apoya la destrucción de planetas.
  • ¿Por qué gastaríamos una desproporcionada cantidad de recursos del erario público en una Estrella de la Muerte que puede ser facilmente destruida por un sólo piloto?

Dicho esto, la carta explica más a detalle las razones de su negativa; sin embargo, a la luz de estos tres puntos fundamentales. ¿Necesitamos más razones? Honestamente creemos que aquellos que firmaron la petición no esperaban realmente que accedieran a construir una Estación Espacial del tamaño de una luna.

Por otro lado, Shawcross también subrayó que actualmente existe en órbita una Estación Espacial Internacional con fines menos destructivos que ayuda a explorar aún más el universo que nos rodea. Por otro lado, el funcionario recordó que existe un programa para desarrollar prótesis cibernéticas similares a las que varios personajes en la saga de Star Wars utilizan después de haber sido amputados.

Shawcross finalizó su carta con una frase muy motivadora:

“¡Nosotros somos el futuro! Disfrútenlo. O mejor aún, ayuden a construirlo tomando una carrera en ciencia, tecnologia, ingeniería o algún campo relacionado con las matemáticas.”

Parece que es más probable que Disney construya tal cosa que el gobierno Estadounidense. La carta completa puede ser consultada desde aquí.

Referencias: WhiteHouse, GeekoSystem.

Desde la Red…
Comentarios