Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

kkk

Científicos del Instituto de Tecnologico de Massachusetts (MIT) han logrado con ayuda de la optogenética, reactivar neuronas habían sido bloqueadas para recuperar memorias mediante su activación con luz.

La optogenética es la combinación de métodos genéticos para controlar eventos específicos en ciertas células de tejidos vivos, usando la luz como agente inductor.

Los investigadores los refieren como un descubrimiento revolucionario, ya que abre el camino sobre cómo funciona la amnesia que se produce después de un accidente, trauma o estrés extremo. Durante años, se han mantenido dos teorías en su entorno. Algunos creen que las memorias no se recuperan porque se bloquea el acceso a la neurona, otros en cambio abogan, que las neurona son, de cierta manera, ‘inservibles’ y no son capaces de guardar memorias en ellas.

Lo que demuestra esta investigación es que es la primera de las teorías la correcta, “la amnesia es un problema de recuperación, algo que desmiente por lo tanto la segunda teoría, que era la defendida por gran parte de la comunidad científica”, dijo Susumu Tonegawa, responsable de la investigación.

En el ensayo los investigadores entrenaron dos grupos de ratones para asociar una descarga eléctrica de mediana intensidad a su pie, con un ambiente específico llamado Cámara A. Ese “toque” en el pie, causaba que el ratón se paralizara de miedo; eventualmente, el solo hecho de poner al ratón en la Cámara A, desencadenaba esta respuesta, sin que hubiera una descarga eléctrica presente. Así cuando los investigadores proyectaron la luz en esas neuronas, activaron la memoria

Durante el entrenamiento, se identifico qué neuronas estaban activas mientras el ratón aprendía a temer la Cámara A. Los investigadores etiquetaron estas células con una proteína sensible a la luz azul, utilizando un virus diseñado para encontrarlas. Cuando se les proyecto la luz azul en esas neuronas, activaron la memoria, provocando que el ratón se paralizara nuevamente, aunque estuviera en un ambiente neutral.

Posteriormente, los investigadores inyectaron un grupo con un fármaco llamado anisomicina, que inhibe la formación de memoria. Al segundo grupo le fue administrada una inyección de solución salina. Después los investigadores, pusieron ambos grupos en la Cámara A. Aquellos ratones que recibieron el medicamento, no se paralizaron, ya que no estaban temerosos de la Cámara A, pero los que recibieron solución salina, continuaban con la conducta paralizante en la Cámara A.

En este punto, los investigadores estaban seguros que los ratones del primer grupo estaban mostrando amnesia retrógrada, simplemente, se les había olvidado el entrenamiento. Así que los científicos decidieron activar las neuronas una vez más, utilizando luz azul. Notablemente, los ratones amnésicos se paralizaban en un ambiente neutral como lo hicieron anteriormente, y la memoria que regresó a estos roedores era tan fuerte como la que tenían los ratones tratados con solución salina.

En 2012, el mismo grupo de investigación logro demostrar la existencia de este tipo de células en la zona del hipocampo. Pero hasta ahora nadie había podido demostrar que estas células viven cambios químicos, en un proceso conocido como consolidación de memoria.

Referencia: Science, MIT

 

 

Desde la Red…
Comentarios