Es  una  realidad  que el futuro de la medicina cada vez se vuelve más portátil, más inalámbrico y más atractivo para aquellos fans de los gadgets. Imagínate  llegar al médico con una  serie completa de exámenes previos para tratamiento más eficaz, pues esto está cada vez más cerca de la realidad.

Recientemente Horiba Medical Ltd., de Kyoto, Japón, recibió la aprobación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos)  para el Pentra C200, un analizador portátil completamente automático de química clínica, diseñado como una opción económica para los pequeños laboratorios y consultorios.

El modelo opera a través de un ‘plug and play’ concepto de reactivos, muestras y gestión de residuos. Todos los exámenes son analizados por el lector de código de barras interno que permiten una identificación positiva antes de su uso y además posee  un sistema de refrigeración cerrado  para garantizar la viabilidad de las muestras y reactivos.

El sistema acepta varios tubos y tazas para cubrir todo tipo de muestras como suero, plasma, orina, líquido cefalorraquídeo o líquido homogéneo. Varios cassettes con paneles de reactivos disponibles para ejecutar los ensayos específicamente en los electrolitos, enzimas (hepáticas), Química General (colesterol) o proteínas (HbA1c).

Las muestras se miden con un análisis  bi-cromático de absorción de luz en diferentes longitudes de onda que van de 8 340 a 700 nm a una velocidad máxima de 360 ​​muestras por hora. El Pentra C200 viene con una pantalla de  10.4 ” LCD a color, 4 puertos USB y una conexión a su sistema de información de laboratorio.

Enlaces Patrocinados
Comentarios