Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los museos no son algo pasado de moda. En realidad son una necesidad que tiene el ser humano de conservar el pasado, de no perder nuestra historia. En el mundo los esfuerzos por mantener los museos bien se equipara a toda una ciencia, porque además de requerir de muchos recursos monetarios, hay que tener especialistas en una enorme rama de disciplinas del conocimiento humano. Los museos pues están ahí para recordar quienes somos y de dónde venimos.

Por ello es muy agradable la noticia de que el Museo Británico (en Londres), tiene ahora la posibilidad de ser visitado de manera virtual. Es posible ver unos 4,633 artefactos de la civilización humana, incluso la Piedra de Rosetta, que fue la clave para que Champollion pudiese descifrar los jeroglíficos egipcios. Y todo esto sin salir de casa, directamente en la pantalla de la computadora. El Museo Británico no tiene cuota de admisión en este caso pero ahora además, gracias a Internet, se ha liberado del problema geográfico también.

Siete museos en la CDMX que puedes recorrer virtualmente

“El Museo Británico recientemente develó los resultados de su asociación con el GCI (Google Cultural Institute)”, escribe Kristin Romney, quien trabaja para National Geographic. “Esto es como el ‘street view’ más grande de Google de un espacio interior, cubriendo nueve pisos y 85 galerías permanentes del museo. Tenemos toda una visita virtual y se pueden ver unos 80 mil objetos notables, por ejemplo, el ajedrez Lewis, uno de los primeros en el mundo, o las momias gatunas, entre muchos otros objetos”.

Pero además de caminar virtualmente por los pasillos del Museo Británico, es posible examinar algunas de las piezas con gran profundidad. Esto se puede hacer gracias a la exhibición virtual de la colección del museo, en donde podrán hallarse imágenes de alta definición con información de respaldo de unos 4,737 artefactos, incluyendo la Piedra de Rosetta.

También es posible echar un vistazo a los Mármoles de Elgin, una escena del Partenón de una ceremonia que se llevaba a cabo cada 4 años. Desde luego hay mucho que ver y admirar, además de tener la oportunidad quizás única de poder apreciar de manera mucho más cercana muchos de los objetos históricos que en el pasado solamente podían observarse desde una vitrina.

Se puede ir al Museo Británico virtual yendo a este enlace.

Referencias: Open Culture 

Desde la Red…
Comentarios