Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Alan Eustace

Hace poco más de dos años, Felix Baumgartner paralizó al mundo al implementar un nuevo récord mundial tras brincar desde la estratosfera a 39,045 metros de altura. El evento fue todo un acontecimiento mundial, en gran parte debido al patrocinio que tuvo por parte de RedBull.

Dos años después, el récord implementado por Baumgartner ha quedado en el olvido toda vez que Alan Eustace, vicepresidente de Google, realizara un brinco desde 41,419 metros de altura. A pesar de la proeza, el salto de Eustace pasó prácticamente desapercibido por el mundo entero ¿por qué sucedió esto si era un suceso mundial?.

La respuesta se encuentra en que el salto, contrario a lo hecho por RedBull y Baumgartner, no era un acto publicitario, sino que fue hecho con la finalidad de probar el nuevo traje espacial desarrollado por la compañía Paragon Space Development Corporation, con la que está asociado.

El salto se realizó el 24 de octubre en una estación en Roswell, Nuevo México, desde donde Eustace se elevó más de 40 mil metros gracias a una especie de globo equipado con un pequeño explosivo que, al alcanzar la altura deseada, se activó para liberar al VP de Google y comenzar el descenso que se culminó en aproximadamente 15 minutos.

Durante la caída, Eustace, de 57 años de edad, alcanzó una velocidad máxima de 1,322 kilómetros por hora y rompió la velocidad del sonido durante poco menos de dos minutos.

Tú qué hubieses preferido, ¿un salto lleno de reflectores como el de Baumgartner o brillar en el anonimato como lo hizo Eustace?

 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios