Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

venus00
El segundo planeta del Sistema Solar, considerando al Sol como centro del mismo, Venus, tiene una gruesa capa de nubes que lo cubren contínuamente y esto lo hace el planeta más caliente del sistema, incluso más que Mercurio. Las temperaturas en Venus son de aproximadamente unos 454 grados centígrados. Pero curiosamente, los polos son sorpresivamente fríos, incluso más que en cualquier parte de la Tierra, de acuerdo estudio publicado n Nature Physics, por investigadores de la Agencia Espacial Europea.

La Agencia Espacial Europea perdió contacto con la Venus Express hace unos dos años, cuando la nave se quedó sin combustible. Sin embargo, la agencia ha seguido trabajando con los datos arrojados por la sonda. Antes que esta nave, la misión Magellan reveló mucho sobre la naturaleza de este pequeño y caliente mundo. Muchas observaciones se hicieron poniendo a la nave sobre los polos, donde la sonda halló una atmósfera más delgada que lo que se esperaba.

“De acuerdo a la uniformidad -los modelos son más suaves de lo que la realidad es, que se muestra siempre más compleja y estructurada”, indica el científico de la ESA y autor Ingo Müller-Wodarg, del Imperial College de Londres. “Hemos hallado una enorme variabilidad en las densidades atmosféricas que se explican por una combinación de variaciones de densidad locales (horizontalmente) del día y la noche, pero sobre todas las cosas, con fuerte periodicidad en las ondas atmosféricas. Esto no ha sido capturado por los modelos”.

La nave Venus Express ha sido la primera sonda que ha estudiado directamente los polos de Venus, debido a la órbita planeada por los investigadores. Esto permitió una visión mucho más global. Cuando la nave se impactó contra el planeta, pasando por los vientos en el descenso final, fue el momento cuando la sonda hizo su primera observación in-situ de los climas polares en Venus.

Por otra parte, la Agencia Espacial Japonesa tiene una nave en órbita en Venus, llamada Akatsuki, pero su función es estudiar el clima de dicho planeta pero en el ecuador, esperando determinar qué causa el efecto invernadero. Müller-Wodarg apunta que los modelos existentes se basan en estas observaciones en el ecuador de Venus lo que lleva a un modelo de la uniformidad del clima que resulta equivocado. La NASA por su parte tiene otras misiones como parte de su programa Discovery, en donde VERITAS por ejemplo, mapeará la superficie entera del planeta, buscando tener más información sobre la geología de los polos.

Müller-Wodarg ha dicho: “Podemos hacer muchas observaciones desde la Tierra (las cuales se siguen haciendo), pero la motivación real podría ser lanzar una nueva nave a Venus en la próxima década para poder explorar la atmósfera polar in-situ”.

Referencias:

Discover Magazine 
Astronomy 

Desde la Red…
Comentarios