Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si pensabas que la contaminación lumínica no era un problema, quizás quieras reconsiderarlo. Una nueva investigación afirma que más de un tercio de la humanidad no puede ver más la Vía Láctea porque las luces artificiales han hecho al cielo nocturno demasiado brillante para ver la galaxia.

El estudio, denominado “El nuevo atlas mundial de brillo artificial del cielo nocturno”, afirma que el 60 por ciento de los europeos y casi el 80 por ciento de los norteamericanos ya no pueden ver la colección de estrellas y planetas.

De acuerdo con el informe, el planeta se ha ocultado detrás de una niebla luminosa que impide que la mayoría de la población de la Tierra pueda tener la oportunidad de observar nuestra galaxia.

Singapur fue considerado el país más contaminado por la luz, seguido de San Marino, Kuwait, Qatar y Malta, lugares en donde no se puede ver la Vía Láctea en lo absoluto.

Según los investigadores, la contaminación lumínica provoca innumerables problemas, desde el desperdicio de dinero y energía, hasta la pérdida de la biodiversidad y la cultura. Aunque estos problemas pueden ser mitigados al instante con simplemente apagar las luces, el equipo de científicos también está proponiendo otros cambios.

Además de recomendar a la gente utilizar la mínima cantidad de luz para sus tareas y limitar fuertemente la luz azul que interfiere con los ritmos circadianos, los investigadores sugieren la instalación de blindaje para evitar que la luz sea enviada por encima del nivel del horizonte.

Si vives en uno de los lugares con mayor contaminación lumínica, puedes considerar viajar a Chad, a la República Centroafricana o a Madagascar, que según el reporte, son los lugares menos afectados por este problema.

Referencias: Sky News, CBC

Desde la Red…
Comentarios