Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

venus-express00

La investigación espacial es abundante. Desafortunadamente, los medios no toman muy en cuenta lo que pasa en este rubro porque como siempre, la ciencia parece ser para unos pocos en lugar de ser, como debería, para las mayorías. Solamente en el caso de un suceso único (como la llegada de una nave a un cometa), suele ser noticia pero después de esto, se vuelven a olvidar los medios. Una situación lamentable porque si algo hay en el planeta es una vasta investigación científica del espacio exterior.

La Agencia Espacial Europea tiene desde hace tiempo la sonda Venus Express (VEX), la cual, en últimas fechas, los investigadores han buscado realizar algunas maniobras con la misma, para aprovechar el resto del combustible e intentar poner a la nave en una órbita más alta para que así pueda seguir investigando lo que pasa en la atmósfera venusina. Esta no es la primera vez que VEX ha logrado mantenerse con más vida de la esperada. En julio pasado, el control de la misión dirigió al orbitador a que hiciera un giro dramático, el cual mandó a la nave a una órbita exterior al filo de la atmósfera, lo que redujo su velocidad y se colocó en una órbita circular más estable.

Ahora la órbita de la VEX está decayendo a una razón de 3 a 5 kms por día y para evitar lo que parece inevitable, la ESA ha ordenado disparar los propulsores de la nave en nueve ocasiones, intentando detener que caiga finalmente al planeta. Esto empezó el 23 de noviembre y terminará el primero de diciembre, es decir hoy. La gran pregunta es sobre el futuro de la sonda con respecto a la cantidad que aún tiene de combustible. La ESA estima que tiene unos 3 kgs de combustinble en sus tanques. De acuerdo a las estimaciones, solamente se necesitan unos 1.4 kgs de combustible para cambiar la órbita de la sonda, parece que hay suficiente combustible para la maniobra, pero como ahora la sonda pesa menos, no hay garantías de que el líquido no esté flotando dentro de los contenedores. Esta posibilidad podría impedir que se realizaran las maniobras previstas.

El VEX se lanzó en el 2006, con la intención de estudiar los alcances de la estructura de la atmósfera venusina, así como la dinámica de la misma, composición y química, desde luego. La sonda ha extendido prácticamengte al doble el tiempo de vida de la misión. Se esperaba que orbitara Venus por dos años, con otros dos de extensión. Sin embargo, ya la misión lleva 4 años. De acuerdo a la ESA, la nave está en buenas condiciones y si la maniobra de la misma tiene éxito, podría continuar operando un poco de más tiempo hasta el siguiente año, cuando entonces empezaría a decaer y eventualmengte llevar a la sonda a parte superdensa de la atmósfera venusina. Pero todo esto lo sabremos después de que se sepa si la maniobra desde la Tierra dio resultados.

Paolo Ferri, cabeza de la misión indica “La Venus Express es, después de Rosetta y el Mars Express, la más reciente de las joyas interplanetarias lanzadas por la ESA. Se suponía que tendría una duración corta pero la nave es robusta y las habilidades desarrolladas en nuestras operaciones, asi como el equipo de la dinámica de vuelo, han logrado que dure mucho más esta misión increíblemente exitosa”. Y concluye, “La misión en Venus no es solamente un gran logro científico, sino que ha sido muy importante para nuestros equipos obtener experiencia en operar la sonda tan cerca del Sol. Esto será muy útil para la siguiente misión, la BepiColombo, que está planeada para investigar próximamente a Mercurio”.

 

Referencias:

ESA

Desde la Red…
Comentarios