Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

pirata3d00

Digamos que alguna empresa decide imprimir alguna pieza usando impresoras 3D. ¿Cómo podría un pirata imprimir una pieza igual sin tener el modelo 3D en su computadora? Pues fácil: usando el sonido que emiten los motores de pasos de la impresora, el cual puede replicar el objeto que se está imprimiendo con un 92% de precisión. De acuerdo con un artículo publicado en Science, los investigadores pudieron incluso replicar una llave usando esta técnica.

Este grupo de “investigadores de sistemas ciber-físicos” presentarán sus hallazgos la semana siguiente en la conferencia de los sistemas ciber-físicos que se llevará a cabo en Viena. Esta podría considerarse la siguiente frontera de la piratería, si consideramos que las impresoras 3D poco a poco van ampliando su margen de acción y empiezan a ser cada vez más populares.

Mara Hvistendahl reporta en Science que los investigadores usaron una impresora comercial para hacer tres objetos: un pequeño cuadrado, un pequeño triángulo y una llave de tamaño natural. Las pruebas se hicieron entonces midiendo qué tan bien el código fuente para cada objeto podría reconstruirse usando las grabaciones. Tomando los métodos usados en el reconocimiento del habla, hallaron que la computadora podría “aprender” el código de un objeto con una precisión promedio del 78%. La precisión de una llave, que fue el modelo más complejo que usaron, tuvo un 92% de precisión. De hecho el cuadrado y el triángulo eran muy pequeños, por lo que recrear sus diseños fue mucho más difícil.

Para obtener el audio, los investigadores tuvieron que poner una grabadora en un ángulo específico cerca de la impresora 3D. No está claro si la técnica podría funcionar en ambientes ruidosos pero quizás podrían eventualmente filtrar la señal para eliminar el ruido, aunque esto es una simple especulación. Como sea, un potencial ladrón/pirata, podría poner una grabadora pequeña, o un teléfono celular, cerca de la impresora 3D y empezar a grabar todo lo que quisiese piratear.

Hay otras limitaciones: por ejemplo, usando una grabación de audio no se tiene información de la temperatura de la cabeza de impresión, la cual quizás podría ser crucial para hacer ingeniería en reversa de un objeto 3D. Un investigador de este tipo de sistemas que trabaja en la Universidad de California, Irving, dijo a Science que un ataque para piratear un objeto 3D tal vez requiera de añadir canales como un perfil térmico y radiación electromagnética.

Y aunque por el momento es un ejemplo de un potencial problema, un sistema de grabación de una cabeza de impresión 3D podría ser lo suficientemente útil para piratear modelos y prototipos arquitectónicos.
Referencias:

Science 
Ars technica 

Desde la Red…
Comentarios