Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

o-EBOLA-facebook

Científicos de la Universidad de Harvard han desarrollado un innovador sistema de diagnóstico que permitirá detectar enfermedades como el Ébola con sólo un pedazo de papel como si fuese un examen de pH y en tan solo 30 minutos.

Los exámenes que existen actualmente para detectar el virus toman días o varias semanas en proporcionar resultados, por lo que expertos han dicho que si el nuevo examen es efectivo, podría representar un gran avance para la detección temprana de la enfermedad.

La nueva prueba que utiliza papel absorbente fue desarrollada por el experto en biología sintética Jim Collins, que junto con su equipo lograron fabricar un prototipo en tan solo unas horas y utilizando $20 dólares en materiales.

El sistema consiste en imprimir cadenas de ADN extraídas de diferentes animales como las medusas marinas o algunas bacterias. Se eligen estas especies precisamente porque su ADN tiene la facultad de cambiar de color bajo unas condiciones específicas. Después, se añade un marcador genético que sólo se activa ante la presencia de moléculas específicas asociadas a un virus concreto.

El papel se seca aplicando bajas temperaturas, lo que desactiva el ADN y permite conservar los test a temperatura ambiente.New-paper-Ebola-test-can-detect-strains-within-30-minutes

Para activar de nuevo el papel, solo hay que añadir agua o cualquier sustancia acuosa como sudor o saliva proveniente de la persona a examinar. El test reacciona en media hora, cambiando de color si detecta algún virus conocido. Un mismo papel puede utilizarse para detectar diferentes virus mediante una retícula de puntos.

Los investigadores han sido capaces de desarrollar un papel sensible a 24 cadenas diferentes de ARN (Acido Ribonucléico), provenientes de diferentes tipos de virus, entre ellos tres cepas conocidas del ébola, logrando por ahora discriminar entre las cepas Sudán y Zaire. Fabricar un sensor de papel de este tipo lleva unas 12 horas y cuesta en torno a 21 dólares.

“Nos sorprendió lo bien que estos materiales funcionan después de ser liofilizados. Una vez que están rehidratados, estos circuitos biológicos funcionan en estos pequeños discos de papel como si estuvieran dentro de una célula viviente”, agregó.

Collins enfatizó que el revolucionario examen todavía no es adecuado para ser utilizado en áreas donde existe una epidemia, pero agregó que sería fácil desarrollar uno adaptado a tal ambiente.

Referencia: Cell

Desde la Red…
Comentarios