Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

concorde2-00

Una de las obras maestras de la ingeniería del siglo pasado, el Concorde, el primer avión supersónico comercial, que podía volar de Londres a Nueva York en 3 horas y media, podría renacer de sus cenizas en esta nueva era de avances tecnológicos El fabricante de aviones Airbus ha tomado en sus manos la inspiración para crear una nave más robusta y que no tenga las dificultades que tuvo la versión británica/francesa del siglo pasado. El nuevo Concorde iría mucho más rápido que la versión original y además, sería la aeronave comercial más veloz del planeta y de todos los tiempos.

El nuevo avión hipersónico haría el trayecto Londres-NY en una hora. Se le ha bautizado como “el vehículo del aire ultra-rápido” pero otros le llaman “Concorde 2.0”. La idea es que esta nueva aeronave pueda volar a más de 4.5 veces la velocidad del sonido (que es de 300 m/seg), es decir, Mach 4.5, comparado contra el Mach 2.5 que alcanzaba el Concorde original.

El Concorde deel siglo pasado tuvo una serie de dificultades con la contaminación por ruido, pues generaba los llamados boom sónicos. Esta nueva versión pretende resolver esto. Volar más rápido que la velocidad del sonido es un negocio ruidoso y tan lo es, que cuando el avión volaba sobre grandes ciudades, generaba muchas molestias. Así, frecuentemente volaba mucho más lentamente sobre estas áreas con la consecuencia que no se sacaba provecho de su gran virtud, la velocidad supersónica.

El Concorde 2.0 evitará estos problemas en la medida que sube hacia la atmósfera, disipando la energía de su sonido de manera horizontal a la Tierra rotando sus aletas en la cola. De esta manera, las ondas de sonido no llegarían a la tierra. El Concorde original volaba a unos 18 kilómetros (60 mil pies). La nueva versión podría hacerlo a 30 kms (100,000 pies), casi el doble de altitud.

Los pasajeros del Concorde 2.0 sentirían una especie de aventura espacial porque al menos en teoría, el nuevo avión se lanzaría como el Taxi Espacial. Después del lanzamiento, un motor de un cohete lo pondría muy en alto en el cielo donde otros motores podrían entonces acelerar la nave a velocidades supersónicas (aproximadamente Mach 5). Estos últimos cohetes se usan comúnmente en misiles. Cabe decir que el Concorde nuevo podría llevar solamente 20 pasajeros.

Desafortunadamente no se puede reservar ningún asiento por el momento. Se predice que el proyecto podría llevar de 30 a 40 años para que sea víable comercialmente.

Referencias:

ILFScience 

Desde la Red…
Comentarios