Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los cálculos renales son un problema de salud importante. Estas pequeñas piedras se atoran en los ureteros y no permiten el paso de la orina, provocando dolores intensos y a decir de un médico, más graves que los dolores de parto.

Por ello, la ciencia médica ha trabajado por hallar tratamientos que permitan eliminar estos cálculos con el menor dolor posible, sin tener que utilizar métodos invasivos como las cirugías, por ejemplo.

Pues en esta búsqueda incesante por corregir este tipo de dificultades, dos investigadores que llevaron la ciencia a un parque de diversiones, encontraron que subirse a la montaña rusa podría ayudar a las personas a remover los cálculos renales.

David Wartinger, de la Universidad Estatal de Michigan, dijo haber escuchado una y otra vez a pacientes que le dijeron que sus piedras se removieron después de subirse a un juego en particular: la montaña rusa llamada Big Thunder Mountain Railroad, en Walt Disney World, en Orlando, Florida.

Wartinger y su colega, Marc Mitchell, ya han conocido de reportes de personas que han solucionado su problema de piedras renales con brincos en bungee o subiéndose a la montaña rusa. Por ello, decidieron hacer sus propias pruebas.

Para simular el cuerpo humano, hicieron un modelo de riñón de gel de silicón claro y lo cargaron con piedras renales humanas. Entonces montaron su modelo en la montaña rusa e hicieron esta prueba en 20 ocasiones. Los investigadores hallaron que los viajes en la montaña rusa parecen sacar los cálculos renales, como se reportó en la publicación Journal of the American Osteopathic Association.

Sentarse al frente en la montaña rusa logró que las piedras pasaran a razón de 4 de 24. En cambio, sentarse en el último asiento resultó a razón de 23 de 36. Describir lo que pasa en la montaña rusa no es fácil, dice Wartinger. La idea es que las pequeñas piedras en los riñones -que están dentro de los mismos, pasen al uretero, el tubito que toma la orina y la pasa a la vejiga.

La clave es que sea pequeña la piedra. Cualquiera mayor de 4 o 5 milímetros podría atorarse. Afirma que esto da la sensación de estar dando a luz a un puercospín. Aún así, quien quiera probar esta posible solución a sus piedras renales, debe consultar siempre antes con un médico.

Wartinger piensa que cualquier montaña rusa puede producir el mismo efecto, pero Big Thunder Mountain puede resultar ideal ya que no es un paseo terrible, no es muy rápida y no es muy alta. Tiene movimientos hacia los lados y algunas vibraciones. Por ello, Wartinger cree que no es en particular esta montaña rusa la que puede ofrecer este efecto.

Los investigadores han hecho más pruebas (200) y encontraron que sus hallazgos son consistentes. Ahora buscan ir a otros parques de diversiones a probar su teoría. Por el momento no parece haber efectos colaterales.

Referencia: NBC News 

Desde la Red…
Comentarios