Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

colossus-stamp00El Servicio Postal Británico ha honrado al mundo del cómputo con una estampilla que celebra la máquina que ayudó a decodificar los mensajes alemanes: la computadora Colossus. El diseño de la estampilla se basa en los bancos de válvulas termiónicas que le daban la lógica computacional a esa máquina y a la cinta de papel, que fue en su momento crucial para su operación. De hecho, también la estampilla muestra la leyenda: “COLOSSUS world’s first electronic digital computer”.

Colossus fue construida en Bletchley Park, el centro de las actividades de decodificación de mensajes en la Segunda Guerra Mundial y que colaboró para comprender los mensajes entre Hítler y sus generales, que usaban el código para cifrar, conocido como Lorentz. Este código era muy complejo y resolver lo que decían estos mensajes en clave podía llevar semanas haciéndolo a mano. En cambio, Colossus, leyendo 5000 caracteres por segundo, encontró la posición de la rueda inicial en los mensajes codificados con el esquema de Lorentz. Esto redujo los tiempos de análisis de manera que gracias a esta máquina, los Aliados aprendieron casi tan rápido sobre los planes de los alemanes como los generales nazis.

Al final de la guerra, se descifraron 63 millones de caracteres en mensajes del alto mando alemán, que fueron decodificados por 550 personas trabajando en 10 máquinas Colossus en Bletchley Park. Es un hecho que gracias a este trabajo, el tiempo de guerra se redujo y se salvaron incontables vidas.

Tal vez Colossus fue la primera gran computadora, pero las noticias sobre su existencia se mantuvieron en secreto por 30 años debido a la sofisticación y sensibilidad alrededor de lo que se deseaba decodificar. Sobre su historia y su diseñador, Tommy Flowers, solamente se empezó a saber a finales de los años 1970 y llevó otros 30 años para que los detalles de este proyecto estuviesen en el dominio público.

colossus-stamp01

Tony Sale, co-fundador del Museo Nacional de la Computación, fue uno de los promotores para reconstruir la máquina Colossus, de donde empezaron a surgir documentos sobre cómo había sido construida en los años 1970 y 1980. Hoy en día hay una réplica de la Colossus Mark II (que bien podría ser funcional), que se encuentra en exhibición en el Bloque H de Bletchley Park, sede de las máquinas Colossus y que ahora es donde se encuentra el museo mencionado.

La máquina Colossus fue diseñada por Tommy Flowers, quien había experimentado con el uso de la electrónica en la telefonía, en su trabajo en la Oficina General de Correos, en Dollis Hill Research Station. Fue invitado para ayudar a Alan Turing en su momento, en febrero de 1943, el cual le presentó a Max Newman, la persona que lidereó el esfuerzo de automatizar el criptoanálisis del cifrado Lorentz.

La primera máquina que podía comparar todas las posiciones posibles iniciales de dos cintas de papel fue un diseño del propio Flowers, quien junto con Frank Morrell, trabajó incansablemente en esos tiempos complicados. Sin embargo este diseño aunque funcional, era demasiado lento. Flowers entonces se percató que la operación podría acelerarse eliminando una de las cintas de papel y el resultado entonces fue la creación de Colossus Mark I, una máquina que ocupaba tanto espacio como una sala de estar y que pesaba cinco toneladas. La cantidad de luz que usaba era unos 8Kw. Tenía 2500 válvulas (bulbos), que se habían usado originalmente en centrales telefónicas de esos tiempos. Las conexiones tenían unos 7 kms de cable. Empezó a trabajar en febrero de 1944.

Referencias:

Primera estampilla de Colossus
El Museo Nacional de la Computación
La Galería de Colossus
i-programmer

Desde la Red…
Comentarios