Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

tomografia00
¿Qué haces si tu papá, que es un veterinario, decide desechar su vieja máquina de rayos X en el garage de la casa? Fácil: construyes un tomógrafo computarizado en casa. Al menos esa es la historia de “Movax”. Desde luego que no basta con el hardware adecuado, sino que se requiere de todo un análisis matemático para poder conjuntar las radiografías tomadas de manera que formen la imagen tridimensional que estamos acostumbrados a ver cuando nos hacen un estudio de tomografía. Lo increíble del asunto es que puede conseguirse por unos 100 dólares de inversión.

Un equipo médico de esta naturaleza es costosísimo y la idea de Movax es hacer accesible esta tecnología a más gente, ya sea para propósitos médicos, investigación, arqueología, plantas, animales, materiales, etcétera. Desde luego, este proyecto es realmente barato si lo comparamos contra los tomógrafos comerciales aunque es importante aclarar que los equipos profesionales cumplen con muchísimas normas de la industria médica y eso evidentemente, hace que todo sea mucho más costoso.

Movax piensa que puede construirse este tipo de aparatos rápidamente si se planea un volumen de ellos más o menos razonable. Puede ser transportado fácilmente y funciona incluso con baterías. Es además fácil de reproducir objetos complejos que no pueden der escaneados con un escáner 3D optico.

La historia de Movax empieza con un aparato de rayos X de su papá con una fuente de rayos X descargada. La máquina, sin embargo, estaba en muy buenas condiciones y estuvo en el garage por un par de años, por lo que se esperaba que de todas maneras fuese funcional.

Para poder procesar las diferentes imágenes para generar la tomografía completa, Movax usa OpenCV para preprocesar las imágenes usando la téncica de proyección trasera filtrada. Movax decidió rotar el objeto para generar las placas de rayos X que necesita en lugar de rotar el aparato alrededor del objeto. Un prototipo así es mucho más fácil de construir.

Un proyecto de esta naturaleza no es sencillo y aunque lo fuese, requiere de licencias y permisos del gobierno (en EEUU) para poder usar fuentes que generen rayos X. Vamos a ver si Movax logra su cometido. Seguiremos de cerca el desarrollo.

Referencias:

HackADay

Desde la Red…
Comentarios