Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

oximetro-pulso

Hoy en día los hospitales usan un sinfín de aparatos electrónicos para monitorear la salud de los pacientes. Algunos de ellos miden el pulso, otros son sofisticados sistemas para hacer electrocardiogramas. Ni qué decir de la tomografía axial computarizada, las radiografías, etcétera. Evidentemente todos estos dispositivos cumplen con rigurosos criterios para ser usados en seres humanos y en Estados Unidos a esto se les cataloga como sistemas de “soporte de vida” (life support). Por ello, probablemente, son muy costosos en general.

Sin embargo, muchos de estos aparatos no son difíciles de construir y muchos aficionados han logrado hacer electrocardiógrafos caseros, que desde luego, no cumplen con ninguna norma médica, pero que quizás, en términos experimentales, los que los han diseñado y armado, han aprendido más sobre el tema.

En este rubro tenemos que Scott W. Harden, (SWHarden), decidió hacer un oxímetro de pulso, que es un aparatito que mide la oxigenación en la sangre. Para ver si funciona adecuadamente, Harden lo conectó a un osciloscopio para ver la salida.

El sistema funciona así: La luz de un LED brilla de entre el dedo que se coloca en el emisor. esta luz pasa por un fototransistor. Scott usó una pinza de ropa para montar y conectar el sensor para que pueda ser puesto en el dedo del “paciente”.  Utiliza un solo chip, un LM324, que es un amplificador operacional. Hay tres etapas básicas que se explican en el video a continuación: la señal se separa antes de ser alimentada a la primera etapa del amplificadfor. De ahí se alimenta a un filtro pasa-bajos para eliminar el ruido de 60 Hz de la toma de la corriente en el cuarto. La última etapa amplifica la señal de nuevo con otro filtro pasa-bajos en paralelo.

He aquí el video explicativo:

Referencias:

Blog de Scott W. Harden

Desde la Red…
Comentarios