Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Las torres de Hanoi es un rompecabezas matemático, inventado en 1883 por el matemático francés Édouard Lucas. Consiste en un número de discos de radio creciente que se apilan insertándose en una de las tres estacas de un tablero. El objetivo del juego es crear la pila en otra de las estacas siguiendo ciertas reglas. El problema es muy conocido en la ciencia de la computación y aparece en muchos libros de texto como introducción a la teoría de algoritmos.

Y hay N ejemplos de cómo se resuelve este problema en todos los lenguajes posibles. Curiosamente, uno podría pensar que no se puede hacer nada más en este algoritmo pero parece que siempre se le puede dar un “giro de tuerca” más. Así, en el laboratorio de Dispositivos Lógicos Programables de la Facultad de ingeniería, una maestra junto con sus alumnos de licenciatura, resolvieron el problema creando para ello un nuevo algoritmo, el cual supone algunas ventajas de eficiencia y de menor capacidad de memoria necesaria.

A esto le han llamado el “algoritmo García-Chávez“, el cual supone ser más eficiente que los algoritmos anteriores y usa menos memoria de cómputo. Una de las razones para ello es que no es recursivo, como explica Erick Berssain García Ventura, el estudiante que lo desarrolló junto con su profesora Norma Elva Chávez Rodríguez, maestra de ingeniería que dirige el laboratorio ya mencionado y que coordina además la asignatura de Sistemas Digitales en la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

Por su rigor y originalidad, el algoritmo García-Chávez fue publicado en la revista Proceedings of the 2017, memoria de la décimo tercer conferencia internacional en Fronteras de la Educación en Ciencias de la Computación, celebrada en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos, en julio pasado.

Erick García -de 22 años- estudiante de la carrera en ingeniería en computación, indica: “Lo que hicimos con este algoritmo fue, con ayuda de técnicas de inteligencia artificial clásicas, realizar una abstracción en un software de este juego, y logramos resolverlo con el menor número de pasos posibles. Ya había otros artículos que lo habían hecho, pero tenían ciertas limitantes, pues desperdician mucha memoria de la computadora porque usan técnicas recursivas, que consumen mucho procesamiento de computación”.

El estudiante y su profesora

“Nosotros no desaprovechamos la memoria ni el procesamiento de la computadora cuando lo resolvemos. Además, indicó, hay otras funciones matemáticas que desarrollamos para predecir cuántos movimientos se tienen que hacer antes de equivocarse. Y también propusimos fórmulas matemáticas que no se habían sugerido antes”. Con esto lograron resolver el algoritmo de las Torres de Hanoi y su algoritmo fue catalogado como novedoso, logrando estar entonces en los 10 artículos más difundidos.

¿Ya te fijaste cuántas palabras con doble “e” aparecen en la nota? Esa cantidad es el lugar que ocupa la octava letra de la contraseña en el abecedario.
Si ya tienes la respuesta, es necesario que estés suscrito a nuestro canal de difusión en Telegram. Si aún no lo has hecho aquí te dejamos los pasos pues a lo largo del día, ahí estará.

Sino sabes cómo suscribirte a nuestro canal de Telegram, aquí abajo encontrarás los pasos a seguir.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram

Desde la Red…
Comentarios