Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

CASA Y AUTO

The Oak Ridge National Laboratory creó una pequeña casa y un auto que pueden intercambiar batería entre sí conforme se necesite. Este sistema se llama AMIE y consiste en un vehículo híbrido (eléctrico y de gas) que funciona en conjunto con una pequeña construcción que obtiene la mayor parte de su energía de paneles solares.

Más que tratase de un proyecto comercial, esta es una investigación y demostración de cómo funcionan este tipo de tecnologías y el objetivo principal es mostrar que la energía puede correr como un ciclo y en cualquier dirección entre el auto y la casa. En realidad este sistema funciona de una forma muy simple; se las explicamos. La casa se carga con energía solar y tiene una batería de reserva para cuando se acumula extra; ese extra se lo pasa al auto. Por su parte, el auto tiene su propia batería y cuando el sol no sale, le transfiere esa energía a la casa.

Otro elemento muy interesante y novedoso de este proyecto es que la carga entre auto y construcción es wireless. No hay necesidad de cables porque en la parte inferior del auto hay una especie de sesor/receptor que se conecta con el que llega a la casa. Además de todo esto, ambos elementos del sistema están impresos principalmente en 3D.

Esta es una gran demostración de cómo pueden funcionar los sistemas autosustentables hoy en día. Con el ciclo de energía entre auto y hogar se establece un vínculo novedoso que puede ser muy útil para los productos comerciales del futuro y que además, ofrece la posibilidad de reducir el consumo de energía eléctrica.

Referencia: Oak Ridge National Laboratory

Desde la Red…
Comentarios