Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

asteroide00

Por alguna razón, tal vez publicidad, moda de alguna película, o quizás mero interés científico, las noticias sobre asteorides que podrían chocar con la Tierra son un asunto bastante popular, particularmente en Internet. Se ha dicho que los dinosaurios, por ejemplo, desaparecieron por un asteroide que habría chocado cerca de la península de Yucatán. Y aunque yo no me atrevo a afirmar que este evento pudo haber llevado a semejante consecuencia, es claro que los asteroides bien podrían ser un peligro para los seres humanos.

Ahora el asteroide bautizado como 2015 TB145, pasará cerca de la Tierra, a 1.3 distancias lunares, lo cual es algo así como 499,000 kms, el 31 de octubre de este 2015. Se estima que su tamaño es de 280 a 620 metros en diámetro y viaja a unos 126,000 km/hora, como 2/3 veces más que las naves Apolo que fueron a la Luna. El asteroide se descubrió recientemente, hace apenas un par de semanas usando el arreglo de telescopios Pan-STARRS en Hawaii y es el objeto más grande que se ha acercado a nuestro planeta en los últimos tiempos.

La NASA ha afirmado que se espera que este objeto no cause problema alguno y que debido a su excentricidad y gran inclinación de su órbita, no fue descubierto hasta el 10 de octubre de este año. Llama la atención que se habla del descubrimiento de exoplanetas que están a años luz y apenas hace unos días se supo de este asteroide.

Cabe mencionar que otro asteroide reciente, el 2004 BL86, estuvo mucho más cerca y se espera que para agosto del 2027 pase el asteroide 1999 AN10 a menos de una distancia lunar de la Tierra. Así pues, parece que después de muchos siglos nos estamos enterando que vivir en este universo está siendo más peligroso de lo que pensábamos.

Por otra parte, el asteroide que ahora se acerca para pasar a una mínima distancia de la Tierra el 31 de octubre, no podrá ser visto sin telescopios, aunque casi cualquier telescopio casero será lo suficiente bueno para poderlo observar. A partir del 30 de octubre habrá que estar listos para ver si se le puede observar. En California se espera que pueda verse el tránsito de este objeto en una noche estrellada, moviéndose lentamente en el campo de las estrellas.

Este asteroide, sin embargo, puede ayudar a los observatorios a calibrar y medir las capacidades de sus instrumentos de radar e imágenes antes deque llegue el 2027. La instalación de radio telescopios, tanto en DSN Goldstone, California, como el arreglo de telescopios en Arecibo, Puerto Rico, intentan llevar cuenta y monitorear la trayectoria del 2015 TB145 a través de un radar, el cual podría dar información invaluable para encuentros con otros posibles objetos en el espacio.

Por otra parte, en la medida que podamos entender más a estos asteroides que se acercan a la Tierra, con más frecuencia de la que hubiésemos pensado, podríamos aprender sobre la factibilidad de la Misión de Redireccionamiento de Asteroides, que la NASA se ha planteado como una alternativa en caso que un asteroide se acerque directamente para colisionar en la Tierra.
Referencias:

NASA

GizMag

Desde la Red…
Comentarios