Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En el mundo de los superhéroes hemos escuchado historias en las cuales los protagonistas sufren de accidentes que los dotan de poderes o habilidades que no tenían antes y esto es algo que muchas personas consideran como pura ficción. Sin embargo, está comprobado científicamente que han ocurrido casos donde accidentes les han dado habilidades más allá de lo común a diferentes personas.

El Síndrome del Sabio (también conocido como Síndrome de Savant) es aquel en el cual, las personas que lo tienen superan por mucho a las personas normales en ciertas habilidades, como la matemática, el lenguaje, el dibujo o la música. Lo interesante de éste, es que se activa luego de que una persona tiene un accidente. Se conocen entre 30 y 50 casos en el mundo que se han convertido en genios después de un tipo de percance. A continuación hablaremos de cinco de ellos.

Jason Padgett

A los 31 años de edad, Jason era empleado en la mueblería familiar y no había terminado sus estudios, ya que le encantaba andar de fiesta. Luego, el negocio fue asaltado y durante el robo, Jason recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente.

Pero no todo fue tragedia, ya que cuando despertó se había convertido en un genio para las matemáticas y la física, materias que antes detestaba, además de que es de las pocas personas capaces de dibujar fractales a mano.

Orlando Serrell

Orlando recibió un duro pelotazo en la cabeza a la edad de los 10 años. En ese entonces, no contó nada a sus padres, y por lo tanto, no recibió atención médica adecuada. Durante más de un año sufrió intensos dolores de cabeza.

Pero ahora, a sus 44 años de edad, descubrió que tiene memoria calendárica, es decir que recuerda todo lo que pasó tal o cual día de la semana, y sabe perfectamente en que día caerá tal o cual fecha, o en qué día cayó. Por ejemplo, puede decir cuántas veces el 12 de marzo ha caído en jueves y lo que pasó en esos días con detalles muy específicos.

Tony Cicoria

Tony era cirujano ortopédico hasta que fue alcanzado por un rayo mientras caminaba por un parque en 1994. Afortunadamente, una enfermera estaba cerca y tras darle los primeros auxilios, le salvó la vida.

Pero poco después algo raro pasó en la vida de Tony, empezó con una compulsión inexplicable por escuchar música clásica, para luego imitarla y tocar. Aunque nunca antes había aprendido a tocar instrumento alguno. Ahora tiene 62 años de edad y vive en Nueva York y afirma que sólo le tomo un par de semanas aprender a tocar el piano y que ya no puede dejar de hacerlo.

Ben McMahon

Ben sufrió un accidente automovilístico que lo dejó en estado de coma; pensaron que nunca se recuperaría. No obstante, semanas más tarde, Ben despertó y ese no fue el único milagro, ahora habla mandarín.

Ben, de 22 años de edad, dice que al despertar vio a una enfermera de rasgos orientales y pensó que estaba en China, entonces intentó hablar mandarín, que había estudiado muy poco en la escuela; la sorpresa es que empezó a hablar como si fuera nativo. Ahora labora como guía de turistas chinos en Australia.

Daniel Tammett

A la edad de 3 años, Daniel sufrió un terrible ataque epiléptico tras el cual comenzó a obsesionarse con cálculos complicados. A lo largo de su educación, Daniel recibió varios premios, pero nada extraordinario. Fue hasta que cumplió 25 años de edad, cuando diagnosticaron a Daniel con Síndrome de Savant.

Él puede llevar a cabo cálculos con un impresionante grado de precisión. Un ejemplo es que recitó Pi con 22,514 decimales de memoria y de corrido; tardó 5 horas en hacerlo. También habla 10 idiomas, incluido el islandés que aprendió durante una entrevista en televisión.

Sin duda este síndrome es algo muy impresionante y nos da mucho que pensar sobre el funcionamiento del cerebro. Muchos neurólogos creen que en un futuro, cuando se logre comprender al 100% lo que causa este efecto, podríamos recrearlo en cualquier persona y darle habilidades que antes no tenían.

Otro dato interesante de los casos del Síndrome de Savant es que nos dan claves para comenzar a investigar y encontrar respuestas como el por qué algunas personas pueden realizar varias tareas impensables para nosotros.

Una explicación es que, al estar una parte del cerebro dañada, la otra parte se reprograma y recluta para ello capacidad cerebral que hasta entonces permanecía sin usar, despertando así capacidades latentes que habían permanecido escondidas. Generalmente, tiende a estar dañado el hemisferio izquierdo y es el hemisferio derecho el encargado de compensarlo.

Entonces podemos decir que no cabe duda que todos podríamos adquirir este síndrome y que sólo está esperando para despertar. Pero ¿sólo una lesión en el cerebro, bien sea congénita o accidental, sería necesaria para lograrlo?

Referencias: Psicología Online, Bien de Salud, Wikipedia

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios